"Lugo me dio mi profesión"

Judith Hernández, exjugadora del Muralla, disfrutó de unos días de ensueño al ser convocada por la selección española. El destino quiso que la reunión se realizara en su "segunda casa"
Judith Hernández, en un entrenamiento con la selección española en el campo de As Pedreiras. SABELA FREIRE
photo_camera Judith Hernández, en un entrenamiento con la selección española en el campo de As Pedreiras. SABELA FREIRE

Judith Hernández no nació en Lugo, ni tampoco en Galicia. De hecho, su lugar de nacimiento está a más de 1.700 kilómetros, en Tenerife. Sin embargo, la canaria siente un cariño muy especial por la ciudad amurallada. Aquí descubrió el deporte que le hace feliz, el rugby, al que se dedica de forma profesional. En los últimos días recibió por primera vez la llamada de la selección femenina absoluta y el destino quiso que la concentración de las Leonas fuera en Lugo –la semana pasada–, el lugar donde la tinerfeña comenzó su idilio con este deporte.

Judith Hernández llegó a Lugo para estudiar Veterinaria. En Canarias practicaba baloncesto y no había tenido contacto con el rugby. Un día, a modo de sorpresa, unas compañeras la "engañaron" para ir a jugar el conocido torneo de San Cidre. Al instante, la canaria se dio cuenta de que el rugby era lo suyo. "Fue uno de los mejores días de mi vida", recuerda con una sonrisa. No se separaría nunca más de este deporte.

Poco a poco creció en el mundo del rugby con la ayuda del Muralla, el club de la ciudad –que colabora en la organización de esta concentración de España–. Crearon un equipo femenino y, tras el año de iniciación, se federaron de manera oficial. Después llegaron éxitos como ganar la Liga Gallega. "Creamos de la nada un equipo decente y fuimos campeonas varios años", comenta.

Compitió seis años con el club lucense. Hernández considera Lugo su "segunda casa" y volver al campo de As Pedreiras, con la camiseta de la selección, es un "doble regalo" para ella. Ha vuelto a la ciudad para pisar de nuevo el césped del estadio Gregorio Pérez Rivera, siendo una de las integrantes de la selección española femenina. A veces se dan estas bonitas casualidades. Emoción a raudales y mucho sentimiento.

FINAL DE UNA ETAPA. Al acabar sus estudios, Judith Hernández volvió a Canarias, dejando atrás el Muralla y la "mejor etapa" de su vida. La tinerfeña está eternamente agradecida a la ciudad donde descubrió el rugby. "Lugo me ha dado mi profesión", asegura.

"Lugo es como una segunda casa. Aquí he tenido la etapa más feliz de toda mi vida"

Poco tardó en regresar a Galicia, pero su destino estaba en otro lugar. Surgió la oportunidad de fichar por el Crat Coruña, su equipo actual, con el que compite en la máxima categoría nacional desde hace cuatro temporadas, la División de Honor. Allí alcanzó un nivel de juego espectacular que ha hecho que el nuevo seleccionador nacional, Juan González Marruecos, la citase entre las 30 elegidas para formar el plantel de las Leonas XV.

DUREZA. "El trabajo de todos estos años me ha llevado hasta donde estoy", admite Hernández, que nunca dudó y se enamoró del rugby cuando lo practicó por primera vez. Es consciente de la dureza de este deporte de contacto, pero es algo que no le disgusta. De hecho, sobre el verde es aguerrida y no rehúye el contacto. "Me gusta jugar duro, nunca me eché para atrás", explica. La jugadora canaria sufrió en el pasado dos lesiones de gravedad, una cuando jugaba en el Muralla y otra cuando fichó por el Crat. En Lugo se dislocó un codo y en el equipo coruñés se rompió el pómulo. Entre risas, Judith Hernández desea que las lesiones la han respetado lo suficiente como para seguir dando pasos en su carrera.

"Estar con la selección española en esta ciudad me ilusionó el doble, sin duda que es un doble regalo"

SELECCIÓN ABSOLUTA. La llamada de la selección fue todo un premio para Judith Hernández, y un orgullo para su club de origen, el Muralla. La canaria admite que está viviendo la experiencia con "mucha intensidad". Estar con la selección es para ella un "gran regalo" y una forma de aprender al máximo en la concentración en Lugo. "Soy como una esponja", señala. En el combinado, comparte vestuario con grandes jugadoras como Lourdes Alameda o su compañera de equipo Cecilia Huarte. La atacante luchará por ganarse un hueco. "Soy competitiva, trabajaré duro por estar en esta nueva selección", afirma.

Detrás del debut con la selección
Judith Hernández buscó en esta concentración ganarse la confianza del técnico, Juan González Marruecos, y todo su staff técnico para estar presente en la lista de convocadas para la gira por Sudáfrica. El viaje al país africano será el próximo agosto. Allí, las Leonas se enfrentarán a la selección sudafricana.por partida doble, el 13 y el 19 de agosto.

Estas fechas están marcadas a fuego en la mente de la jugadora canaria, puesto que podría ser el momento de su debut con España.

Centrada en el presente
La jugadora de rugby, al ser preguntada por su posible presencia en la lista para Sudáfrica, deja una oración que muchos deberían aplicar en la vida. "Eso son problemas de la Judith del futuro", señala. Por ahora, la canaria se centra en disfrutar de esta experiencia a expensas de "poner la guinda al pastel".

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios