martes. 04.08.2020 |
El tiempo
martes. 04.08.2020
El tiempo

Los pilotos lucenses compiten bien en el Rallye de Ourense

Una instantánea de la prueba. JOSITO GÓMEZ
Una instantánea de la prueba. JOSITO GÓMEZ
Francisco Dorado y Luis Vilariño ofrecieron un gran nivel en la primera prueba del Campeonato de España de Rallyes. Una rotura en el radiador durante el cuarto tramo frustró el regreso de los hermanos Vallejo al Nacional de asfalto

Buena actuación de los pilotos lucenses Francisco Dorado (Volkswagen Polo) y Luis Vilariño (Skoda Fabia) en la primera prueba del Campeonato de España de Rallys de Asfalto celebrado este sábado en Ourense. El buen pilotaje de los dos de Lugo les permitió alcanzar los puestos séptimo; el de Dorado con un tiempo de 1.18.26, y décimo; el de Vilariño con una marca de 1.21.09.

Los hermanos Vallejo, que regresaban al asfalto cinco años después, no consiguieron finalizar la prueba por una rotura en el radiador de su Porsche en el cuarto tramo de la prueba.

El copiloto lucense Diego Vallejo destacó las ganas que tenían de volver a competir y las buenas sensaciones vividas durante la carrera. "Nos hemos notado bien. Estábamos deseando que volviesen las carreras. Lamentamos esa rotura del radiador que nos ha impedido acabar pero estamos contentos. Llevábamos cinco años sin competir en asfalto y nos hemos sentido muy a gusto dentro del coche", indicó el copiloto.

Además, destacó la emoción de la gente por volver a ver un rallye en directo y alabó el buen comportamiento de los ourensanos durante toda la cita. "Hemos sentido el calor del público. Es cierto que había muchas medidas de seguridad y eso hace que la gente no pueda estar tan pegada al asfalto como en otras ocasiones", indicó el pequeño de los Vallejo.

La victoria final en a prueba fue para el madrileño Pepe López (Citroën C3), que comenzó la defensa de su título de campeón de España con un triunfo que no pudo amarrar el asturiano José Antonio Cohete Suárez (Skoda Fabia), quien había dominado la prueba hasta que quedaban dos tramos, pero acabó cuarto en la general.

El vigente campeón se adjudicó el primer rally tras la pandemia, que se celebró con la implantación de medidas sanitarias para contrarrestar la propagación del coronavirus y que no tuvo ni ceremonia de salida ni de entrega de premios.

Pérez ya había transmitido sus buenas sensaciones al volante de su Citroën en la calificación del pasado viernes y lo confirmó el sábado en una batalla muy reñida con Cohete Suárez, que al final se vio perjudicado por un pinchazo.

La primera prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto fue, en la práctica, un pulso entre el campeón y el asturiano, con el coruñés Iván Ares siempre a la estela, apretando el acelerador pero con un ritmo insuficiente para plantar batalla.

Alberto Monarri, que se estrenó en la categoría R5, Vinyes y Caamaño se situaron en el siguiente escalafón.

Fue López el encargado de abrir pista, pero el primer scratch lo marcó Suárez por cuatro décimas, seis segundos sobre Ares y quince sobre Monarri.

Los dos se repartieron los triunfos parciales en los otros tramos, sin dar opciones al resto de participantes. La tarde prolongó el guión matinal, hasta que, en los dos últimos tramos perdió tiempo con respecto a López, que pasó a ocupar la cabeza con 2.7 segundos de ventaja a falta de un último tramo en el Suárez que pinchó para dejar el triunfo a López.

Los pilotos lucenses compiten bien en el Rallye de Ourense
Comentarios