domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Losada se suma a la aventura de Oriente

Hong Kong tiene tirón. Al menos para los jugadores del Club Deportivo Lugo. Viene esto a cuento porque Roberto Losada se va junto a otro ilustre ex rojiblanco, el coruñés Dani Cancela, a abrir una nueva frontera. Nada menos que a la ciudad china, hasta no hace mucho colonia británica, donde Cancela y Losada volverán a ser compañeros, ahora con la camiseta del Kitchet, un equipo entrenado por otro español, el tarraconense Josep Gombau.

Losada vive un momento de sensaciones encontradas, mezcladas. «Me voy muy contento y a la vez un poco triste, porque me voy de Lugo y de España. Pero me marcho contento porque es una experiencia fantástica y que quiero disfrutar. Sin duda que es también un reto que me apetece mucho afrontar», comenta el punta de Vigo.

Al principio, Losada no lo veía claro. Le ayudaron dos cosas a decidirse, cuenta, el parón de los clubes españoles en el mercado de fichajes a causa de la crisis económica y la intervención del entrenador español del Kitchet. «Aquí en España los clubes están bastante indecisos, está todo muy parado y nadie da un pasito adelante; ellos sí lo han dado. Hablé con el entrenador y me explicó todo lo bueno y lo malo que hay allí. Me gustan las cosas directas y sencillas y en ese aspecto todo fue como me gusta. Me dijeron: 'mira, ésta es nuestra oferta', y eso a mí me gustó y ya está», explica.

Losada y Cancela se incorporan este lunes a su nueva aventura. «Vamos a hacer en Terrassa la pretemporada hasta el 15 o el 17 de agosto y después saldremos directamente para Hong Kong, porque en septiembre nos espera la Copa», detalla Losada.

Fútbol de toque
El delantero sabe incluso la forma de jugar de su nuevo equipo porque ya conocía a Gombau. «Trabajó muchos años en el Barcelona y me conocía de otras épocas. Me explicó todo muy bien, dijo que vamos a jugar al fútbol al toque. Dice que jugaremos con el sistema del Barcelona, otra cosa es que nos salga», señala.

El delantero vigués asegura que Lugo le ha dejado huella y que seguirá muy de cerca a su ex equipo. «Se está construyendo un buen equipo. Conozco a alguno de los jugadores que ha llegado y sé que es gente competitiva. Pienso que van a dar mucho que hablar», asegura.

Losada insiste en que no se va de Lugo con rencor, sino con nostalgia y «muy agradecido». «Me voy muy contento y nunca se sabe si el día de mañana podría ayudar al Lugo en otras facetas», dice.

Lo que sí le costó fue asimilar su salida: «Durante un tiempo tuve la esperanza de que se echaran atrás, viví con la esperanza de que me podía quedar». Pero no fue así y ahora se abre la puerta de Oriente, la que le brinda el Kitchet de Hong Kong.

Losada se suma a la aventura de Oriente
Comentarios