sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

El Río Breogán necesita despejar las dudas

Israel Gutiérrez lleva el balón ante un jugador del Covirán Granada. EP
Israel Gutiérrez lleva el balón ante un jugador del Covirán Granada. EP
El equipo celeste se mantiene en cabeza aunque ahora, a falta de tres jornadas, con solo una victoria de ventaja

El Río Breogán, a pesar de la clara derrota sufrida en Granada, permanece como líder solitario en el grupo de ascenso. De todas formas, la distancia con sus más inmediatos perseguidores —Básquet Coruña y Covirán Granada— ha quedado reducida a una sola victoria, con la salvedad de que los breoganistas superan el average al conjunto herculino y lo pierden con el andaluz.

A falta de solo tres jornadas para la conclusión de la segunda fase de la competición, la ventaja de los breoganistas debería ser suficiente y más si se considera que dos de los partidos pendientes los jugará en el Pazo dos Deportes. El próximo domingo (12.00 horas), los de Diego Epifanio recibirán al Palma. En la jornada siguiente, visitarán al HLA Alicante y cerrarán la segunda fase enfrentándose, en Lugo, al Almansa.

Al Básquet Coruña también le restan por disputar dos encuentros a favor de ambiente, ante Alicante y Tau, y una salida a la cancha del Almansa, mientras que al Granada solo le resta por jugar un partido en su pista, frente al Valladolid mientras que tendrá que visitar al Palencia y al Oviedo.

Por lo tanto, la situación clasificatoria del equipo de Lugo no debería de representar una gran inquietud —incluso si se tiene en cuenta que la segunda posición, como campeón de la Copa Princesa la tiene prácticamente asegurada—, pero la intranquilidad surge por las sensaciones que viene trasmitiendo el equipo de Diego Epifanio, sobre todo en las últimas jornadas.

Aunque todavía queda cierto margen de tiempo para el inicio de los play off, concretamente el 21 de mayo, el Río Breogán necesita recuperar su mejor versión para mantenerse como uno de los favoritos para el ascenso.

El conjunto lucense, que durante la primera fase recibió una media ligeramente superior a 70 puntos por encuentro, ha decaído de forma notable en su rendimiento defensivo. Menos intensidad, menos movilidad, problemas evidentes en los ajustes y puntualmente un balance defensivo deficiente. En las últimas jornadas, el Breogán recibió 95 puntos en Granada, 85 en Lugo ante Alicante y 86 en Castellón. Demasiados, sobre todo si se tiene en cuenta que la defensa tiene que ser una parte básica del juego breoganista y, por lo tanto, de sus opciones de victoria.

Esto se agrava por los problemas que, sobre todo ante rivales directos como los citados anteriormente , vienen exhibiendo en ataque. Muy pocos puntos en transición con ausencia casi total de contraataques. En estático, el ataque es poco fluido, con una circulación de balón muy lenta y en muchas ocasiones con los jugadores sin balón prácticamente inmóviles. Kevin Larsen ya no genera con la misma facilidad por la atención de las defensas rivales, lo que se agrava por el poco acierto que vienen mostrando en el lanzamiento exterior, (28% en triples).

El Breogán encaja diez puntos más de media
En los siete encuentros disputados de la segunda fase, el Río Breogán encajó más puntos (563) de los que ha anotado (551), una circunstancia inusual para un equipo que ocupa la primera posición de la tabla. El equipo lucense supera ligeramente en la segunda fase la media de anotación, pasando del 78,6 al 78,7 de los últimos siete encuentros. Esto a pesar del mayor desacierto en los lanzamientos triples. El equipo lucense pasó del 35,1% de la primera fase a un pobre 28,2% en los partidos disputados en este ciclo de competición. Donde hay una clara descompensación es en los puntos encajados. El Breogán dominó la primera fase encajando una media de 70,1 puntos que en los siete encuentros disputados del grupo de ascenso se ha visto incrementado en algo más de diez puntos (80,4).

Ascenso a LEB Oro. Mientras Tizona y Canoe está descendidos a la LEB Plata, el Juaristi ISB es ya nuevo equipo de LEB Oro.

El Río Breogán necesita despejar las dudas
Comentarios