Domingo. 19.08.2018 |
El tiempo
Domingo. 19.08.2018
El tiempo

La zaga echa la llave

Luis Ruiz pisa el balón en el choque ante el Barcelona B. XESÚS PONTE
Luis Ruiz pisa el balón en el choque ante el Barcelona B. XESÚS PONTE

La defensa del Lugo recuperó su fiabilidad en los últimos partidos antes de recibir el lunes al Huesca, un equipo que cuenta con uno de los mejores ataques de toda la Segunda División

Solidez defensiva contra un ataque demoledor. Mantener la buena línea de los últimos partidos en la parte de atrás para sostener las opciones de ganar a un Huesca que tiene en sus jugadores ofensivos la piedra angular de sus opciones de ascenso. El Lugo, que ha reducido los goles en contra en las últimas jornadas con el cambio de sistema, se aferra a la recuperada solvencia atrás para competir el próximo lunes (21.00 horas, GolTV) frente al actual segundo clasificado de la tabla de la categoría de plata.

Mientras entre las jornadas 26ª y 35ª, en las que el Lugo fue más irregular en sus resultados y en su juego, el cuadro dirigido por Francisco Rodríguez encajaba una media de 1,6 tantos por partido, en los últimos cuatro esta ha bajado hasta 0,75 goles por duelo.

"Llevamos dos goles encajados en los últimos tres partidos y esa es la línea a seguir. No podemos contentarnos con eso y tenemos que tratar de dejar la portería a cero todos los partidos. Pero esa es la línea que hay que seguir para tratar de seguir mejorando ese aspecto", indica el lateral izquierdo del Lugo Luis Ruiz.

El Huesca es un conjunto que cuenta con una delantera temible con Cucho y Chimy Ávila y Melero jugando por detrás con libertad

En esta mejora defensiva tiene que ver el sistema de tres centrales con el que jugó en Pamplona ante Osasuna (1-1), frente al Sevilla Atlético (1-0) en casa y contra la Cultural Leonesa en el estadio Reino de León (1-1).

"Estos últimos tres partidos hemos jugado con el sistema de tres centrales y lo importante es que el equipo responde en cada sistema a lo que quiere el míster", valora Ruiz.

Para el madrileño, como para Kravets o Lemos, el dibujo con tres centrales y dos laterales largos se ajusta a la perfección a sus características, tanto ofensivas como defensivas. "Es un sistema en el que los carrileros tenemos más libertad en ataque y llegamos más en ataque. Me siento cómodo en esa posición. También juego donde quiera el míster, ya sea en el sistema con tres centrales o con línea de cuatro. Me puedo adaptar a las dos posiciones y estoy contento".

Sin embargo, ante el próximo rival, el Huesca, no estará un futbolista clave como Carlos Pita. "Pita, como sabemos todos, es un jugador fundamental en el equipo, es una pieza clave, pero también hay jugadores que pueden actuar ahí bastante bien. En el equipo hay jugadores ahí que están actuando bastante bien y seguro que no se notará tanto".

La ausencia del herculino podría hacer que el Lugo volviese a un sistema con cuatro atrás, como se observó en la segunda parte en León. El empleo de diferentes dibujos convierte al conjunto de Francisco en más imprevisible para los rivales. "Es bueno para nosotros que el equipo rival no sepa por dónde meternos mano. Tenemos muchas variantes y de muchas formas diferentes y esa es una cosa que nos beneficia".

Uno de esos contrarios será el Huesca, un conjunto que cuenta con una delantera temible con Cucho y Chimy Ávila y un Melero jugando por detrás con libertad. "El Huesca tiene una de las mejores delanteras de la categoría. Es una prueba de fuego para nosotros, para medir nuestro nivel. Estamos bastante motivados", considera Luis Ruiz. "Nosotros también estamos lo suficientemente preparados como para contrarrestarlos. Será una prueba de fuego", asegura.

Como claves para poder ganar, el lateral indica que: "tenemos que contrarrestar su parte de arriba, llevar bien las vigilancias y luego las ocasiones que tengamos materializarlas".

La zaga echa la llave