lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

La vida sin Fernando Seoane

Fernando Seoane corre hacia el balón en el Lugo-Barcelona B. XESÚS PONTE
Fernando Seoane corre hacia el balón en el Lugo-Barcelona B. XESÚS PONTE

El centrocampista se perderá sus primeros minutos en la Liga en Tenerife. El de Ames lidera los ránkings de Segunda en intercepciones, entradas y faltas y es el segundo que más pases da

Los diez jugadores que acompañen a Juan Carlos en el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife lo harán con extrañeza, bajo una sensación de que falta algo que debía estar ahí para ejercer de red de seguridad. El Lugo tendrá que aprender a vivir sin Fernando Seoane -sancionado por acumulación de amarillas-, el sempiterno seguro de vida rojiblanco, uno de los seis futbolistas sin llevar guantes de portero en las manos que lo han jugado todo en Segunda División esta Liga.

La condición de indispensable del mediocentro de Ames no es nueva. Por el Ángel Carro se mudan las plantillas, se cambian entrenadores, se suman aficionados o se bajan del barco, pero Seoane siempre aparece en el equipo titular. Desde Quique Setién a Francisco Rodríguez, Seoane ha sido indiscutible para Luis Milla, José Durán y Luis César Sampedro.

En las últimas seis campañas en Segunda solo Milla y Sampedro han tenido la osadía de dejarlo fuera del once inicial cuando ha estado disponible, sin lesiones o sanciones. El turolense lo hizo en dos ocasiones: en San Mamés ante el Athlétic B (1-1), y ante el Numancia (2-3) en casa. Las dos veces acabó ingresando en el campo. Sampedro lo dejó sin minutos en el último duelo de la pasada campaña ante el Levante (1-0) y en Santo Domingo ante el Alcorcón (3-0).

Seoane también fue un futbolista clave en sus otros clubes. En el Burgos, el Écija o el Nástic de Tarragona, el de Ames era uno de los fijos en la medular.

Su condición de líder en la sala de máquinas rojiblanca será difícil de suplir. Fernando Seoane es un cerrojo en el medio, un futbolista básico para el robo y el primer pase tras haberle quitado la pelota al contrario.

Seoane es el jugador que más balones ha interceptado en Segunda, con 60. También es el futbolista que más entradas ha realizado en la categoría de plata, 109, y el que más balones ha ganado con esas entradas: 82. El gallego también lidera la clasificación de faltas realizadas con 77.

Pero no solo es un jugador básico en la función de destruir el fútbol generado por el equipo contrario, sino que es capaz de construir con gran criterio y seguridad. El 8 del Lugo es el segundo en número de pases buenos: 1295, solo por detrás del culturalista Yeray, que tiene 1562.

Junto con los datos estadísticos, Fernando Seoane es esencial en el sistema de ayudas a los compañeros, ya que suele ser el que se ocupa de cubrir la zona de marca cuando un lateral o un central la abandona para atacar. También permite que Ramón Azeez se descuelgue hasta la segunda línea.

Carlos Pita, un futbolista privilegiado a la hora de interpretar el juego y dar sentido al mismo, será el encargado de suplir a Seoane. Una difícil tarea de acuerdo al papel preponderante del de Ames en el esquema de Francisco.

La vida sin Fernando Seoane
Comentarios