domingo. 07.06.2020 |
El tiempo
domingo. 07.06.2020
El tiempo

El plan de trabajo del Lugo se cumple sin lesionados ni positivos por Covid-19

Jaime Seoane realiza trabajo con balón en la sesión de entrenamiento de este lunes en el Ángel Carro
Jaime Seoane realiza trabajo con balón en la sesión de entrenamiento de este lunes en el Ángel Carro
La plantilla recuperar el tono físico de manera individual 

El Lugo pone su proa hacia el 12 o el 20 de junio, fechas que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) baraja como el inicio de un final de Segunda División frenado en la jornada 31 por la crisis sanitaria del Covid-19. El conjunto rojiblanco cumple con su plan sin apuros, donde su plantilla mejora físicamente sin lesionados ni positivos para entrar en la segunda fase de la preparación en una condición idónea.

"Las sensaciones están siendo bastante positivas", destacó uno de los capitanes, el extremo diestro Iriome González.

Igual de satisfecho por volver a entrenar se mostró el delantero compostelano Manu Barreiro. "Llevamos un planing organizado durante estas semanas y llegamos todos físicamente en bastante buen estado", manifestó el santiagués.

Los dos han entrenado sin problemas ni molestias físicas como el resto de sus compañeros, con lo que Curro Torres dispone de todos sus efectivos en buenas condiciones salvo el lateral derecho camerunés Serge Leuko.

El defensa africano tuvo que viajar a su país por cuestiones personales y todavía no ha regresado, aunque su vuelta podría tener lugar esta misma semana. Quedará por ver si Leuko debe pasar una cuarentena de quince días o si la Liga autoriza su entrenamiento en caso de que pase los test en Covid-19 a su retorno.

El inicio de las sesiones de entrenamiento colectivas está programado para el 25 de mayo

La ausencia de positivos en los PCR practicados a la plantilla fue otra de las buenas noticias que recibió el club desde que volviera a la actividad la semana pasada.

De este modo, la ausencia del carrilero nacido en Douala fue el único inconveniente en una vuelta al trabajo rodada, en la que los futbolistas han entrenado individualmente en turnos de tres efectivos en el Ángel Carro.

Los jugadores podrían volver a entrenar en pequeños grupos a partir del lunes 18 de mayo, mientras que las sesiones colectivas serían una semana más tarde, a partir del 25 de este mes.

Lo que parece que no tendrá que llevar a cabo la plantilla rojiblanca será un concentración en un hotel durante esa fase de entrenamientos de grupo ni en la disputa de los once partidos que restan para el final de la Liga.

Tal y como estableció el presidente de la LFP, Javier Tebas, los clubes no están obligados a guardar un confinamiento en sus ciudades deportivas o en un hotel, por lo que los futbolistas del Lugo podrán disfrutar de un retorno a la normalidad a finales de mes.

Por ahora, todos los futbolistas rojiblancos celebran el ponerse "las botas, pisar el césped y estar en contacto con la pelota", tal y como reconoce un Iriome que parece haber dejado atrás su alejamiento del Ángel Carro.

El Rácing vuelve al trabajo con Barral lesionado
El rival del Lugo en el retorno a la competición, el Rácing de Santander, volvió el lunes a los entrenamientos con la mala noticia de la lesión de su delantero David Barral. El futbolista sufre una lesión muscular en el sóleo de la pierna derecha que le impidió comenzar a ejercitarse, de forma individual.
José Luis Oltra
El entrenador del Rácing, José Luis Oltra, señaló que su equipo irá "de menos a más, progresivamente trabajando, de forma individualizada, intentando que no se lesione nadie para llegar lo mejor posible a la competición".

El plan de trabajo del Lugo se cumple sin lesionados ni positivos...
Comentarios