jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

El trabajo de pizarra de Eloy Jiménez ya da sus frutos

Seoane saluda al árbitro tras el partido del sábado en Zaragoza. EL PERIÓDICO DE ARAGÓN
Seoane saluda al árbitro tras el partido del sábado en Zaragoza. EL PERIÓDICO DE ARAGÓN
El Lugo cambió de sistema en La Romareda para conjugar a sus jugadores con el fútbol que suele desplegar el Zaragoza

El trabajo de pizarra de Eloy Jiménez ya da sus frutos. El técnico de Hellín demostró en La Romareda que es capaz de mudar sus esquemas en función de distintas variables, de la calidad de su plantilla y del rival que tiene enfrente el Lugo. Si hasta el momento había optado por un 4-4-2 inamovible, ante un candidato al ascenso como el Zaragoza decidió optar por un sistema de tres centrales, dos carrileros y tres centrocampistas que se adaptaron a la perfección a los jugadores disponibles de la primera plantilla rojiblanca y al propio contrario. 

Jiménez cuenta con futbolistas casi perfectos para jugar con ese dibujo. Dispone de laterales veloces, profundos y ofensivos como Gerard Valentín y Lebedenko; zagueros hábiles para la salida de la pelota como Pita y rápidos como José Carlos, además de un Peybernes inteligente y con mando sobre el césped. 

Por dentro, la posición de Seoane como mediocentro escoba le permite ejercer solo en la medular y contar con dos volantes que se despliegan. Tanto Borja Domínguez como Álex López funcionan mejor con libertad para llegar y finalizar con pase o disparo. Tienen calidad para ejercer de box to box y combinar las ayudas en fase defensiva como avanzar en campo contrario en la ofensiva. 

Además, el dibujo empleado en Zaragoza fue perfecto para cerrar los espacios por dentro, anular el juego entre líneas del conjunto maño y construir el juego con la pelota con la ayuda de los dos volantes. 

"Eles tiñan moita xente por detro e deixaban os laterais por fora. Por iso o míster quería reforzar esa posición con tres xogadores por dentro mais tres centrais para tapar liñas de pase interiores e o xogo de Kagawa, porque cando reciben entre liñas son perigosos. Os dianteiros estaban tirando desmarques constantemente e queriamos meter xente por dentro para contrarrestar ese xogo", analizó el capitán, Carlos Pita. 

"El míster varió un poco el esquema porque teníamos a un rival enfrente más complicado de lo habitual. Nos adaptamos bien a la situación para tener fases con un poco más de balón. En líneas generales estuvimos bien, sufriendo, porque sabíamos que eso iba a pasar, pero estuvimos bien", indicó Borja Domínguez. 

"Acumulamos un poco más de gente por dentro para que no nos hicieran daño, porque ellos tenían buenos jugadores. Por ahí no nos hicieron daño, sino más con centros laterales, pero manejamos bien los tiempos del partido", añadió el vigués, quien fue clave para controlar el duelo con su creatividad con pelota.

Borja Domínguez: "Hicimos un buen trabajo en un campo complicado"
El centrocampista Borja Domínguez destacó el buen partido realizado en La Romareda y celebró el punto sumado ante el Real Zaragoza.

"Afrontamos los partidos para ganarlos, pero es mejor sacar un punto que no perderlo. Hicimos un buen trabajo en un campo y un rival muy complicados", valoró el de Vigo. "Sabíamos que con el balón teníamos que hacer peligro. Tuvimos ocasiones que si las llegamos a marcar tendríamos tres puntos que habrían sido gloria bendita", añadió.

"Los primeros minutos de las dos partes ellos acumularon mucha gente por delante. A partir de ahí, tanto en la primera como en la segunda mitad supimos aguantar, tuvimos posesiones más largas y manejamos bien el partido", concluyó.

En buena línea
El jugador rojiblanco aseguró que el Lugo atraviesa por un buen momento. "El otro día nos habría gustado sumar tres porque los tuvimos muy cerca. Estamos en una buena línea de trabajo y de juego", afirmó Domínguez.

El trabajo de pizarra de Eloy Jiménez ya da sus frutos
Comentarios