martes. 16.07.2019 |
El tiempo
martes. 16.07.2019
El tiempo

La pegada del campeón

_ONT2363-1.JPG
_ONT2363-1.JPG

David Maira es la nueva esperanza del kickboxing provincial. Continúa los pasos del número uno nacional en el campo profesional, el también lucense Iago Ferreirúa, sobre las doce cuerdas y es el vigente campeón gallego amateur en peso superligero. Este sábado tendrá la oportunidad de revalidar su cinturón autonómico en la localidad pontevedresa de Arcade. Diez días después, el 17, entrará en liza en el campeonato de España como integrante de la selección gallega en una cita que albergará Tarragona. El desconocimiento de sus rivales será uno de los hándicaps a los que se enfrentará este estudiante de segundo ciclo de ingeniería agrónoma en la ciudad de la muralla. «Conozco a los rivales en el Gallego, pero en el campeonato de España sólo a uno, un púgil asturiano. En el último Nacional conseguí una medalla. Por eso, no vemos tan complicado repetir el resultado», matiza el luchador de 23 años.

Tras meses de entrenamiento llega el momento de la verdad en el momento más dulce de rendimiento. «Afrontamos tanto el Gallego como el Nacional con buenas expectativas, porque ya es todo un logro estar ahí. Es la recompensa del trabajo duro que hacemos cada día en los entrenamientos. Nuestra intención es ir y hacerlo lo mejor posible. Siempre que tenemos un combate planteamos el entrenamiento que hacemos en el gimnasio llevándolo encima del ring. Es la mayor satisfacción que puedes tener», afirma Maira, que forma una pareja ganadora, desde que se inicio hace cuatro años en este arte marcial, con David Alonso. Con sólo un año de práctica, su mentor ya denotó unas cualidades competitivas innatas. «Es la tercera temporada que compite. El primer año que se presentó al Gallego fue segundo. En su segunda temporada ganó el oro y ahora está convocado con la selección española para participar en el Nacional. A pesar de que vamos paso a paso, la progresión es muy buena», dice Alonso.

Sus 63,5 kilos de peso no son óbice para que presente un directo demoledor. «Va muy bien en la distancia larga, a pesar de que no es muy alto, tiene mucha envergadura y su pegada en bastante seca, para su peso es un poco desproporcionada. Se nota que cuando golpea hace daño, a pesar de que compite en categoría amateur», explica la voz experta desde la esquina del cuadrilátero.

Preparación intensiva

David Maira prepara sin pausa su defensa del título gallego y el asalto al podio en el Nacional. «Las sesiones previas a los campeonatos son muy duras e intensivas. Las planteas de otra manera. Trabajas la potencia, la velocidad, los desplazamientos, buscas los huecos en la guardia del rival... El resto del año trabajas diferentes técnicas, en la competición, por el contrario, buscas los golpes efectivos que hagan daño al rival», aclara el púgil del gimnasio Argos Astur.

Maira conoce perfectamente las cualidades que le han llevado a lo más alto de kickboxing. «La principal cualidad de un luchador es que sea buena persona, tener buen perder y, sobre todo, la deportividad. Porque te encuentras peleas que te las pueden robar y no por eso tienes que enfadarte sino tomarlo con deportividad», dice.

NEOPROFESIONAL
Un reto entre las doce cuerdas

David Maira convenció con su pegada y velocidad de ejecución a los promotores de su último combate y por ello ya le han ofrecido una oportunidad de debutar como neoprofesional-profesional de primer año-. Su técnico, David Alonso, es su mayor valedor en esta elección. «De momento está en su mano el poder debutar en Asturias dentro de neoprofesionales. Lo vieron competir allí, les gustó y le han dado la posibilidad de debutar como profesional de primer año. El caso es que David llegue descansado después del Nacional, que le responda el cuerpo y que no sufra ninguna lesión. Si viene fuerte, consideramos que este año puede dar el salto al neoprofesionalismo».

Golpe de realidad

Su última pelea en Asturias fue una excelente piedra de toque para ver lo que le espera a Maira sobre el ring en un futuro muy próximo. «El último rival que tuve no se comportó con toda la deportividad que se esperaba. Fue una pelea bastante sucia y no me gustó. Con quien nos encontremos en el Nacional lo vamos a tener que afrontar, así que lo haremos bien, que es nuestro trabajo», concluye el luchador.

La pegada del campeón
Comentarios