martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

La difícil continuidad de Ordín

Las gestiones que llevan a cabo los consejeros del CB Breogán para completar y liderar el órgano directivo de la entidad lucense todavía no han fructificado. Esto implica que, como se anunció desde el propio consejo, se demore aún más la toma de decisiones más o menos trascendentes en un intento de respetar el criterio de las posibles incorporaciones al consejo.

De todas formas, los plazos empiezan a agotarse en cuanto a determinadas cuestiones que el Breogán debe resolver a partir de la próxima semana. Así, antes del próximo miércoles los dirigentes breoganistas deben decidir sobre la continuidad de Nacho Ordín y Javi Román. Ambos jugadores tienen contrato en vigor para la próxima temporada, pero en los  mismos figura una cláusula según la cual el club lucense podría romper el acuerdo mediante el pago de una indemnización que sería de 44.000 euros en el caso del base y de 25.000 en el del pívot.

Oficialmente al menos aún no se ha adoptado un postura definitiva con respecto al futuro de ambos jugadores que, por otra parte, podría tener un desenlace diferente.

Salvo que la situación varíe radicalmente, y nada parece indicarlo, el Breogán se verá obligado a realizar un nuevo recorte presupuestario y afrontar la nueva temporada con menor capacidad económica de la que dispuso la pasada campaña. Esto hace casi inviable poder asumir el contrato de Nacho Ordín. Es más, desde el club se entiende que con la cantidad que el base oscense tendría que recibir esta temporada, y descontando el pago de la elevada cláusula para rescindir su contrato, quedaría un remanente suficiente para poder completar con ciertas garantías el puesto de base en la plantilla del Breogán 2010-2011.

En el caso de Román la situación podría ser diferente porque su contrato para la próxima temporada es sensiblemente inferior al de Ordín.

Cuerpo técnico
Otro de los temas que los dirigentes breoganistas tienen que resolver hacen referencia a la elección del cuerpo técnico. En este caso no se esperan sorpresas y todo apunta a que no habrá variaciones con respecto a la pasada temporada, es decir, Rubén Domínguez mantendrá a todo su equipo de auxiliares.

La inscripción del equipo en la LEB Oro tiene como fecha límite la del 9 de julio a las 13.00 horas. Antes, el club lucense deberá tener resuelto el asunto presupuestario o al menos estar en disposición de pagar la cuota de inscripción de 40.000 euros y presentar dos avales de 200.000 y 18.000 euros.

De todas formas, estas dificultades no son exclusivas del Breogán. Pocos clubes de la LEB Oro tiene perfilado a estas alturas su proyecto de cara a la próxima temporada. Incluso ya se empieza a especular con la posibilidad de que algunos de los equipos que tienen derecho a participar en la competición se vean obligados a renunciar por motivos económicos. De momento, la FEB ya realizó una invitación formal al Promobys Tíjola, equipo que perdió el play off final de ascenso contra el Huesca, para que formalice su inscripción, aunque el club almeriense está a expensas de poder completar un presupuesto mínimo para competir.

La difícil continuidad de Ordín
Comentarios