lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

La búsqueda del sueño olímpico

JOSE CUBA008-1.JPG
JOSE CUBA008-1.JPG

Viaja por todo el mundo para medirse con los mejores luchadores en una carrera por alcanzar el sueño olímpico de Londres 2012. La lucha libre representa los valores del ser humano sobre un tapiz. Dos contrincantes de idéntico peso se enfrentan con la única ayuda de sus extremidades combinada con la habilidad natural de cada uno. El objetivo es mandar al adversario al suelo y mantener sus dos hombros fijos sobre el mismo o bien hacerse con la corona de laureles por puntuación mediante la valoración de las técnicas y acciones conseguidas sobre el contrario por el criterio de un árbitro.

José Cuba acaba de tomar tierra en su Vilalba natal después de finalizar en tercera posición en la prueba inaugural del Golden Grand Prix celebrada en la ciudad siberiana de Krasnairks, como representante de la selección española. "Son una serie de cuatro citas internacionales donde compiten los mejores luchadores del mundo. La pena es que sólo he podido ir a esta prueba en Rusia porque no hay dinero para más y porque las fechas coinciden con otros torneos importantes en España y el extranjero", admite el propio luchador chairego. El vigente campeón nacional en pesos pesados, hasta 120 kilogramos, se desplazó hasta la patria de Putin junto a su compañero en el Club de Loita Vilalba José Luis Puentes. Ambos han iniciado la preparación diseñada en pleno año preolímpico para lograr el pasaporte para los Juegos de Londres 2012. El próximo sábado, día 12 de febrero, Cuba protagonizará su defensa del enésimo título gallego del peso máximo.

Falta de contrincantes

La escasez de contrincantes de su peso ha lastrado la preparación del luchador. Afortunadamente, el lucense ha encontrado la solución en el exterior. El medallista olímpico cubano Alexis Rodríguez le ayudó el pasado verano durante dos semanas en sus entrenamientos previos al Mundial, celebrado en Moscú. Esta temporada contará de nuevo con un sparring de lujo, Sergey Priadum, quien ya estuvo en agosto en Vilalba. "Lo complicado es encontrar rivales de mi peso en España y, sobre todo, que tengan el nivel adecuado para que me ayuden en mi progresión. Por eso, a mediados de marzo me iré a Rusia invitado por la federación de ese país para entrenarme con los componentes del equipo ruso y preparar así el campeonato de Europa. Todo esto es posible gracias a las buenas relaciones que hay con Alexandre Kachelaev, que es un prestigioso entrenador ruso y miembro de la Federación Galega de Loita", dice Cuba, que el día 25 de este mes viajará a Bulgaria a un torneo internacional de relieve y el 12 de marzo intentará retener la medalla de oro en el Nacional que albergará la localidad murciana de San Javier.

El 2011 y 2012 serán años clave en la vida deportiva de este licen ciado en Inef y actual opositor a la Xunta. Llegan el Europeo y el Mundial de 2012, donde se logra la clasificación para los Juegos Olímpicos. También contará los puntos que consiga en tres torneos internacionales. Al final se hará un baremo de los puestos de cada luchador y en este momento se verá si José Cuba accede por primera vez a la competición más relevante.

Cerca del sueño

En el anterior ciclo olímpico se quedó a las puertas de acudir. "Estuve sólo a medio combate de clasificarme para los Juegos Olímpicos de Pekín", recuerda con nostalgia el lucense,
que afirma que "es difícil clasificarse pero se puede conseguir, no es imposible".

Cuba dispone de un breve paréntesis vacacional al año, aunque esta temporada tendrá sólo quince días. "Me entreno de lunes a viernes en doble sesión todo el año, así que los días que descanso desconecto completamente de todo lo relacionado con la lucha libre. Necesito esos días", dice. Nunca 120 kilos pesaron tantos sobre las conciencias de sus rivales. José Cuba es un claro ejemplo de que los sueños van de la mano del espíritu de sacrificio.

Dúo ‘revolucionario’: Cuba y Castro, luchador y técnico

  • José Cuba e Iván Castro son alumno y maestro. Amigos desde la infancia, ambos lograron varios títulos de campeones de España de lucha libre, Cuba dentro de la modalidad de hasta 120 kilogramos y Castro en menos de 96. Su amistad ha traspasado los tapices. "Empecé con Iván y seguiré con él hasta el final. El día que se retire también lo haré yo", asevera José Cuba.

Vilalba, capital de la lucha

  • Los innumerables títulos del Club de Loita de Vilalba Jansu ha hecho que en las últimas temporadas la capital chairega se convierta en el centro gallego de la lucha libre. José Cuba ha tenido la oportunidad de moverse a un centro de alto rendimiento fuera de Galicia pero, dice, "en Vilalba tengo un equipo magnífico. Además en otros centros no contaría con sparrings de mi peso, así que seguiré entrenándome en Vilalba", asegura una de las más firmes realidades lucenses de acudir a Londres 2012.

29 años

  • A punto de llegar a la treintena, José Cuba se encuentra en el momento álgido de su carrera. "Para un luchador de pesos pesados, la mejor edad para competir se encuentra entre los 28 y los 32 años. En las categorías más ligeras la mejor edad está entre los 22 y los 23, porque se exige más agilidad. Comencé en este deporte más tarde de lo habitual y por ello no estoy tan quemado de la competición como algunos de mis rivales", manifiesta el vigente campeón de España.

La búsqueda del sueño olímpico
Comentarios