Prado triunfa en la gran fiesta del motocross de Lugo

El lucense se toma la revancha del año pasado imponiéndose a Rubén Fernández

La gran fiesta gallega del motocross, que se había preparado en Lugo para agasajar a su Campeón del Mundo, no pudo terminar de mejor manera. El lucense Jorge Prado, que parece estar en muy buena forma, celebró a lo grande con su público no solo el título mundial sino también la victoria en esta prueba de Campeonato de España que sirve de último test antes de comenzar el Mundial.

En el imponente circuito Municipal Jorge Prado de Lugo se preparó toda una fiesta de este deporte que el temporal no consiguió deslucir. En un giro de guion, la organización concentró todas las competiciones en la jornada del sábado para esquivar las amenazas climatológicas del domingo y el resultado fue una excepcional jornada de motocross. Con más de tres mil aficionados en la gradas naturales, las seis mangas celebradas ofrecieron un gran espectáculo. Salvi Pérez se llevó la victoria entre los más jóvenes de 125 c.c., mientras en la clase de MX2 fue el francés del Red Bull-Gas Gas Marc Antoine Rossi quien se llevó el gato al agua.

La prueba más esperada era la de MX1 donde los fans esperaban vivir un nuevo duelo entre Jorge Prado y Rubén Fernández y nadie puede decir que quedara defraudado por el enfrentamiento. Esta vez el triunfador fue Prado, el piloto local, que se desquitaba así de la carrera de 2023 en la que el vigués le superó en el podio. Prado parecía tener mejor ritmo, tanto en los entrenamientos como en los cronos de vuelta de carrera, pero Rubén supo sacar buen provecho de su salida en la primera manga y defendió con garra los intentos de Jorge por adelantarle; así se llevó la primera manga. La segunda carrera tampoco estuvo falta de emoción, Rubén volvió a salir delante y Jorge a atacar con fuerza hasta que le pasó, pero el de Honda soltó los frenos recuperó la posición colisionando con Prado, que caía y quedaba retrasado a doce segundos. El de Gas Gas empezó a remontar y cuando ya estaba a solo cuatro segundos de Fernández vio como el vigués era quien se iba al fango, dejando el camino limpio para la victoria del campeón lucense.

Prado se llevó una carrera que ha servido de ensayo para el Mundial de mayo en esta misma pista y la afición gallega disfrutó con un espectáculo que es solo una pincelada de lo que llegará. Todo un festín de motocross con el nombre de siempre en lo más alto: Jorge Prado.

Más en Deporte Local Lugo