lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

Inicio optimista pero moderado

Un momento de la primera jornada de caza. SEBAS SENANDE
Un momento de la primera jornada de caza. SEBAS SENANDE
La temporada 2019-2020 de caza menor arrancó con unas cifras aceptables en lo que a capturas se refiere, aunque algunos tecores todavía están pendientes de apertura, y con unas condiciones meteorológicas que respetaron

La temporada de caza menor 2019-2020 comenzó este domingo con una jornada marcada por los datos positivos en lo que se refiere al número de capturas, pero también con un optimismo moderado porque solo se trataba de un primer día y todavía queda mucho recorrido por delante, con circunstancias que pueden alterar la situación como las enfermedades que pueden reducir la población de conejos.

La primera incógnita que rodeaba la jornada tenía que ver con el tiempo y ahí, en general, hay que decir que todo resultó bastante favorable. La lluvia hizo acto de presencia en zonas aisladas y en modo de tormenta, lo que siempre provoca dificultades para los perros de rastro a la hora de seguir y controlar a las piezas. Pero fue algo bastante esporádico. En general, poca niebla e incluso algunos claros con lo que todo controlado.

OCHO MIL CAZADORES. Un recorrido general por los tecores de la provincia dejó buenas sensaciones para la mayoría de los casi ocho mil lucenses que cuentan con una licencia de caza. Había piezas y se puede uno volver relativamente contento para casa, sobre todo porque nunca se sabe lo que puede pasar más adelante. Aun así, hay algunos tecores que todavía no han sido abiertos; quizá alguno más que en la primera jornada de la temporada anterior, pero en general los cazadores parten en esta con la sensación de que lo fundamental es que las cosas no vayan a peor.

El repunte en el interés de los jóvenes no palía las bajas por el envejecimiento poblacional

Y es que desde las administraciones y los diferentes organismos reconocen que el número de licencias ha bajado progresivamente porque también es evidente que la población ha envejecido. Hay un repunte en el interés de la gente joven, pero no es suficiente para conseguir un alza y por eso Galicia no alcanza ahora mismo las 40.000 licencias.

Así comenzó una temporada en la que los cazadores podrán cazar la becada en los terrenos de régimen especial y donde el período de caza se pueden ver ampliado hasta el día 9 de febrero, todo cuando la norma general marca que la temporada comenzó este domingo y se cerrará el 6 de enero, pero ahí estará una de las excepciones.

Para la liebre solo se autoriza en un período comprendido entre el día de este domingo y el 24 de noviembre en terrenos de regimen especial; el zorro se puede cazar en las modalidades de caza menor y en batida. En este último, el primer período ya se cerró y el segundo comprende entre los días 7 de enero y 9 de febrero de 2020.

Por otro lado, queda prohibida en la comunidad Galicia la caza de especies como la perdiz pardilla, la avefría, el pato cuchara, la tórtola turca, la gaviota sombría, la paloma bravía, la paloma zurita y también la grajilla.

Uno de los aspectos más destacados de esta temporada y que este domingo ya se dejó notar en los cazadores es la clara concienciación en lo que tiene que ver con la seguridad. De hecho, un curso que se celebró este pasado fin de semana en Lugo tuvo un completo éxito de participación, Todo un dato positivo para este mundo tan complicado como es el de la caza.

Inicio optimista pero moderado
Comentarios