lunes. 19.10.2020 |
El tiempo
lunes. 19.10.2020
El tiempo

Un inicio para marcar la Liga

El Leche Río Breogán comienza la LEB este domingo en Oviedo ante un rival al que le falta experiencia ►Los celestes, que viajan sin Roope Ahonen ni Salva Arco, se reencuentran con Natxo Lezkano

El Leche Río Breogán inicia este domingo por la mañana (12.00 horas) en el polideportivo municipal de Pumarín, en Oviedo, un nuevo trayecto en la LEB Oro con el objetivo de conseguir el ascenso a la Liga Endesa. La meta se presenta especialmente complicada en una temporada que se presume atípica por la situación sanitaria que muy probablemente tendrá incidencia en el transcurso de la temporada. Para empezar, en la primera jornada ya se ha suspendido un partido, el que tenían que jugar Tizona de Burgos —rival del Breogán en la segunda jornada— y Leyma Coruña. A esa incertidumbre se añade un sistema de competición, con los equipos divididos en dos grupos, totalmente novedoso en esta categoría y que se ha adoptado como mal menor porque en realidad no gusta a nadie y son varios los técnicos que incluso la han calificado de injusta. Para rematar, hay que tener en cuenta que en virtud del inexplicable acuerdo alcanzado por la Federación Española de Baloncesto con la ACB, solo habrá una plaza de ascenso. Es decir, de 19 participantes sólo uno obtendrá el premio final.

El primer rival para los jugadores de Diego Epifanio es el Liberbank Oviedo, equipo que se benefició de la decisión de la FEB de suspender los descensos. Ahora, el club asturiano pretende no pasar los apuros del pasado curso, aunque su situación económica le ha obligado a reducir el presupuesto. Por este motivo, Natxo Lezkano —sigue en el equipo, al que llegó poco antes de la suspensión de las competiciones— tendrá que sacar el máximo partido a una plantilla con muy poca experiencia en esta competición.

Alrededor de los veteranos Óliver Arteaga y Saúl Blanco, el Oviedo ha incorporado a seis jugadores que este domingo debutarán en la segunda competición española. Son los casos de Harold Frey, Micah Speight, Alexis Bartolomé, Justinas Olechnavicius, Marc Norelia y Cameron Oluyitan. El equipo se completa con el base lucense Pablo Ferreiro, con el exbreoganista Elijah Brown, con el pívot cedido por el Breogán Hervé Kabasele y con el ala-pívot procedente del Lleida Marc Martí.

Para el encuentro de este domingo por la mañana está descartado Kabasele, que aún no ha llegado a Oviedo por problemas con el visado de su pasaporte. Tampoco jugará Saúl Blanco y todavía no se ha confirmado la llegada del recientemente incorporado Cameron Oluyitan.

Durante la pretemporada, el equipo ovetense disputó cinco partidos. Solo ha batido al Zornotza (72-63), de la LEB Plata, mientras que se vio superado por Tizona, en dos ocasiones (75-73 y(73-77), Valladolid ( 93-70) y Leyma (74-67).

Por lo visto hasta ahora, los ala-pívot Marc Martí y sobre todo el haitiano, procedente del Olivariense, Marc Norelia han sido los mejores y más regulares jugadores del Oviedo. Los bases Harold Frey y Micah Speight, con 1,83 metros y 1,78 metros de estatura respectivamente, mostraron su capacidad para imprimir un alto ritmo de juego.

El Breogán es la antítesis del Oviedo. Donde los asturianos ponen inexperiencia y desconocimiento de la Liga, los lucenses aportan una plantilla donde todos los jugadores no solo la conocen sino que ya han sido jugadores destacados en la misma.

Teóricamente, el Breogán es muy superior a su rival. Dentro de la zona y en el rebote, los celestes tienen que marcar las diferencias, aunque en realidad el Breogán es ya un equipo más hecho, con directrices claras, sobre todo en el trabajo defensivo. Aun con la ausencia de Roope Ahonen y la duda de Salva Arco, todo lo que no sea una victoria lucense sería una sorpresa.

Un inicio para marcar la Liga
Comentarios