El impulso de Alberto Lago

El colegiado de Rábade debutó este domingo en la Tercera RFEF en el Fabril-Arousa y sigue cumpliendo etapas en una carrera meteórica desde que comenzara en el arbitraje en 2016
Alberto Lago Barreiro, en la sede de la Federación Galega de Fútbol de Lugo. XESÚS PONTE
photo_camera Alberto Lago Barreiro, en la sede de la Federación Galega de Fútbol de Lugo. XESÚS PONTE

El camino de Alberto Lago Barreiro tomó una nueva vía, la que conduce al éxito, la que acelera la carrera de un árbitro de futuro en la provincia de Lugo. El trencilla nacido en Rábade hace 24 años debutó el pasado domingo en la Tercera RFEF. Lo hizo en Abegondo, en el duelo que midió al filial de un histórico del fútbol español, el Fabril, y uno de los equipos que presumen de ser de los más longevos en la Península Ibérica, el Arousa.

Pero el 2-1 para el equipo B del Deportivo fue lo de menos. Lo importante para Alberto fue el nuevo paso para un colegiado que lleva una carrera meteórica desde que comenzó en el arbitraje en 2016.

"Ascendín case ano a ano. Traballei para acadalo, pero tamén tiven unha pizquiña de sorte. Ogallá algún día poida pitar un partido na Liga de Campións, pero non penso niso agora mesmo. O obxectivo é seguir medrando, formándome e se nuns anos podo ascender a outra categoría moito mellor", asegura Lago Barreiro.

El de Rábade dejó el baloncesto para convertirse en uno de los árbitros más brillantes de la provincia. "No ano 2016 acabei unha etapa deportiva no baloncesto, aínda que xoguei ao fútbol toda a vida. Entón decido probar algo novo. Animeime a pasarme á arbitraxe e xa me enganchou dende o primeiro momento", declaró.

En cuanto a los mejores recuerdos, Alberto tiene en la memoria el duelo de este domingo y el que pitó en verano al Dépor. Lo hizo en la segunda parte al faltar en la primera el colegiado principal. "Como árbitro calquera debut en calquera categoría é importante. O domingo debutei en Abegondo, no partido do Fabril, e foi importante, pero quizais tamén teño un bo recordo dun amistoso no que lle pitei ao Dépor ante a Ponferradina. Fíxeno de rebote, porque non chegara o árbitro e entrei na segunda parte para pitar".

En cuanto a sus referentes, destaca uno sobre el resto: Jesús López Jesu. "Jesu é o meu referente. Foi o que me deu o primeiro curso e o que me enganchou nesto. Agora mesmo é o árbitro de maior categoría como árbitro principal. É unha persoa que sinte a arbitraxe e que traballa día a día para a arbitraxe. Ogallá poida ser como él e chegar a onde chegou él".

Comentarios