sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Ganchos con quilates: Carla López se hizo con el oro enfundándose los guantes

Carla López, en su gimnasio. ADRA PALLÓN
Carla López, en su gimnasio. ADRA PALLÓN
Con solo 14 años, es la primera lucense en conseguir una medalla de oro en una competición boxística

Su timidez en las respuestas contrasta con su potencial en los cuadriláteros. Tranquila fuera de ellos, es un torbellino cuando se enfunda los guantes. Es Carla López, que a sus 14 años se ha convertido en la primera mujer lucense en conseguir una medalla de oro en una disciplina pugilística. El año pasado se quedó a las puertas, pero en 2020, y por circunstancias obligadas por la pandemia, la Liga Gallega infantil finalizó de manera anticipada la temporada y entregó a la lucense el honor que se ganó en las tres pruebas disputadas hasta ese momento.

Su idilio con el boxeo empezó hace tres años. Con 11, y después de probar varios deportes que no le llenaron, Carla López decidió apuntarse al Boxing Club Cidade de Lugo para, según explica, "probar nuevos deportes". Dejar la gimnasia rítmica por el boxeo puede ser un contraste fuerte, pero la lucense lo tuvo claro. "Probé el boxeo y me gustó, es un deporte que te sirve para la vida, para defenderte y en el que trabajas mucho los brazos y las piernas. Es muy completo", dice.

Para la actual campeona de la Liga Gallega infantil -y medalla de bronce en el campeonato de España- todo empezó en el primer torneo de boxeo al que acudió, hace ya tres años. Su entrenador, José Luis Álvarez Jr., recuerda con nitidez aquella primera experiencia que cambió la vida de Carla para siempre.

"Fuimos a Palmeira, en Ribeira, y no se llevó ninguna medalla. Era muy pequeñita y desde entonces se puso las pilas y ha ganado medallas en todas las competiciones que ha participado. Me hace gracia, porque nunca he visto a alguien tan motivado", cuenta su entrenador.

A las puertas en 2019: de haber participado en todas las pruebas del anterior campeonato, sería campeona

Una motivación que sirve de ejemplo para las muchas niñas que en los últimos años han seguido los pasos de Carla y se han apuntado a las clases de boxeo que imparte el citado club en O Palomar. "Tenemos muchísimas. Hay que tener en cuenta que en Galicia había 60 licencias hace 20 años y ahora hay más de 3.000", explica Álvarez.

El siguiente paso de Carla López es probar en el boxeo escolar, una disciplina que permite el contacto -hasta ahora ha competido en Sombra, Comba, Saco y Manoplas, disciplinas para boxeadores menores de 14 años- que, entre otras reglas, obliga a los púgiles usar solo un 50% de su fuerza. "He probado en entrenamientos contra chicas de otros gimnasios y me gusta mucho". 

Un nuevo horizonte para una campeona cuya trayectoria es el mejor espejo para todas aquellas niñas que, como ella, se adentran en un deporte como el boxeo.

Ganchos con quilates: Carla López se hizo con el oro enfundándose...
Comentarios