jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Hay ganas de Breogán

Kevin Larsen. VICTORIA RODRÍGUEZ
Kevin Larsen. VICTORIA RODRÍGUEZ
El Leche Río recibe este sábado al potente Valladolid, líder de su grupo, en el primer encuentro oficial en el Pazo después de ocho meses. Los lucenses llevan 20 días sin competir en la Liga 2020-21

Ocho meses después, el Leche Río Breogán vuelve a jugar un partido oficial —a las 20.00 horas en directo por TVG— en el Pazo dos Deportes de Lugo. Vuelve la emoción y la trascendencia de la competición pero en un escenario y en unas condiciones que poco tendrán que ver con aquel jugado el 7 de marzo, ante el Granada. Las gradas, en aquel encuentro pobladas por más de cuatro mil espectadores, estarán hoy vacías, con todo lo que ello representa y las condiciones en las que los dos rivales afrontarán el partido tampoco son similares, uno después de más de veinte días sin competir y el otro pletórico con tres valiosos triunfos. Pero, como ya se ha dicho, en la actual situación es inevitable. O esto, con todas sus deficiencias, o el parón de la Liga con un resultado futuro imprevisible.

Y es que el duelo de este sábado enfrenta teóricamente a dos rivales directos, dos plantillas confeccionadas para luchar por la única plaza de ascenso que este año ha reservado la Federación Española de Baloncesto (FEB) para esta competición. Pero antes de hablar de baloncesto, del propio juego en sí, habrá que tener en cuenta cómo llegan los breoganistas en su preparación. Como está dicho, su último partido lo disputaron en Oviedo hace veinte días. Además, sufrieron un frenazo en su preparación a causa de la cuarentena que les impidió entrenarse durante diez días.

Esta ausencia de ritmo es el primer obstáculo que tendrán que superar los jugadores de Diego Epifanio y más si se tiene en cuenta que enfrente está un equipo que ha ganado los tres partidos que ha disputado, los dos últimos además frente a Leyma Coruña y Destino Palencia, aspirantes al salto de categoría y a los que venció con solvencia.

UN GRAN RIVAL. Algo más de 80 puntos anotados por encuentro, siendo la mejor media de anotación del grupo, y el mejor porcentaje en tiros de campo son dos aspectos que confirman al Valladolid como un equipo con un alto ritmo de juego y fiable ante la defensa rival, un equipo que comete pocos errores. En una buena pareja de bases como Timer y Pantzar, en especial el primero, se cimenta gran parte del éxito pucelano que rematan con la fiabilidad de su juego interior, una buena conexión en ataque entre Van Zegeren y Nacho Martín y la aportación del siempre incómodo y efectivo Sergio de la Fuente. Además, estos jugadores se han mostrado muy fiables en el rebote bajo su propio aro en lo que es la culminación de un generalmente buen trabajo defensivo. No hay que obviar que equipos tan capacitados como Coruña y Palencia se quedaron en solo 67 y 66 puntos, respectivamente, ante los pucelanos.

Los jugadores de Hugo López intentarán sacar partido a su buen momento, siendo además conscientes de que con el actual sistema de competición no todos los partidos tienen el mismo valor. Suponiendo que tanto el Leche Río Breogán como el Clínica Sur Aspasia Valladolid formen parte del grupo de ascenso en la segunda fase -lo contrario sería un fiasco para el que no lo lograra- el triunfo de este sábado tendrá una doble cotización porque contará para la clasificación actual y además validez para la siguiente fase de competición.

VUELVE SALVA ARCO. Por lo tanto, la trascendencia del encuentro es indiscutible. El Leche Río Breogán, de todas formas, está capacitado para defender sus opciones. Diego Epifanio no podrá contar con Roope Ahonen y el capitán, Salva Arco, estará a su disposición pero, como ya adelantó el técnico del equipo celeste, con apariciones cortas. Por lo tanto, el perímetro del cuadro breoganista se resentirá por la práctica ausencia de sus dos mejores tiradores, pero aun así sigue teniendo calidad suficiente para superar esta situación.

La gran batalla y, posiblemente la clave del encuentro, estará dentro de las zonas y en el rebote. El Valladolid ha mostrado muy sólido en este aspecto pero el Breogán tiene físico y calidad para poner en tela de juicio ese potencial del rival.

Hay ganas de Breogán
Comentarios