domingo. 18.04.2021 |
El tiempo
domingo. 18.04.2021
El tiempo

Una figura en crecimiento

El deportista lucense Andrés Pereiro se proclama campeón de España sub-13 en un torneo sobre tierra batida disputado en Lleida

El tenista lucense Andrés Pereiro mantiene su hegemonía en el circuito con una nueva y relevante victoria al proclamarse campeón de España sub-13, un torneo que se disputó durante la pasada semana en el Club Tennis Urgell, en Lleida, bajo la denominación de Trofeo Albert Costa, en homenaje al vencedor de Roland Garros en 2002.

El representante del Club As Termas luchó para hacerse con el cetro nacional, en su primer año dentro de la categoría infantil, en un torneo que pudo disputarse tras la interrupción de la pasada edición, obligado por las restricciones derivadas del covid.

Andrés Pereiro partía como favorito avalado por su ránking de número 1 del torneo.

Esta condición hizo que el lucense estuviese exento de disputar la primera ronda y pasase a octavos de final por bye.

Así las cosas, en la segunda ronda mostró la fuerza de su derecha para derrotar a Íker Perales por un doble 6-2, en una cita que se disputó sobre tierra batida.

Andrés Pereiro se plantó, de esta forma, en la ronda de cuartos de final donde le tocó medirse contra Maxi Carrascosa. El primer set fue el más disputado del encuentro, donde el lucense se llevó el triunfo por 6-4. El segundo juego resultó más placentero y sentenció la eliminatorio con un set en blanco a su favor (6-0).

Ya inmerso en tercera ronda, el representante lucense se enfrentó a José Ignacio Cuevas, del Club de Tenis Barcelona, un rival con el que Pereiro siempre había perdido, pero en esta ocasión la historia iba a dar un vuelco y la mejor adaptación del jugador del Club de Tenis As Termas encarriló el partido con un doble 6-1, que le otorgaba el pase incontestable a la final del Campeonato de España sub 13.

Andrés Pereiro reaccionó tras caer en el primer set de la final apoyado en su golpe de derecha

GRAN FINAL. En la final se enfrentó con Quique Carrascosa, hermano de Maxi, al que previamente había apeado del torneo catalán.

El partido comenzó de la peor forma posible, y Andrés Pereiro perdió el primer set por 6-3. Los nervios le jugaron una mala pasada al jugador lucense quien, sin embargo, no se dejó intimidar por su rival y sacó fuerzas de flaqueza para reaccionar en el segundo juego, donde la destreza de sus golpes le llevaron a ganar en la segunda manga por 6-3.

Con las espadas en alto, llegó la hora del desempate en un tercer set apasionante.

Este juego se convirtió en una montaña rusa, donde ambos jugadores se agarraron a la pista y ofrecieron un tercer set al nivel que exige un campeonato de España. Casi sin darse cuenta, Pereiro se encontraba con un 4-2 en contra y 30-0, en ese momento el lucense se puso otra vez el mono de trabajo y remontó el set para adjudicarse la final (6-4) y alcanzar su primer Nacional sub-13.

Una figura en crecimiento
Comentarios