lunes. 28.09.2020 |
El tiempo
lunes. 28.09.2020
El tiempo

La Federación gana otra vez

Sergi Quintela avanza hacia canasta en el encuentro ante el Granada. XESÚS PONTE
Sergi Quintela avanza hacia canasta en el encuentro ante el Granada. XESÚS PONTE
El acuerdo entre la FEB y la ACB que condena a la LEB a un solo ascenso no tendrá contestación jurídica por parte de los clubes, que únicamente aspiran a que se acepte su sistema de Liga

Los clubes de LEB Oro esperan conocer antes del próximo fin de semana la decisión de la Federación Española de Baloncesto sobre si acepta la propuesta de sistema de competición presentada de forma conjunta por las entidades que forman la segunda categoría del baloncesto español.

El acuerdo alcanzado por el órgano federativo, a espaldas de los clubes, con la ACB y según el cual en la próxima campaña se reducen el número de ascensos a solo uno, tuvo como consecuencia, al margen de alguna declaración de distintos dirigentes de los participantes en la LEB Oro expresando su contrariedad con ese acuerdo, una reunión de los propios clubes y una posterior con representantes de la FEB.

El objetivo de esta reunión fue intentar paliar los efectos negativos que la reducción del número de ascensos tendrá sobre la competición. Los representantes de los clubes decidieron no interponer ningún recurso ni tampoco recurrir a la justicia ordinaria en defensa de sus derechos —cuando se suscribió el acuerdo los clubes ya tenían confeccionadas sus plantillas en base a unas bases de competición que ahora serán cambiadas— porque así lo han aconsejado los asesores jurídicos consultados que estiman que como mucho se podría solicitar daños y prejuicios, que por otra parte, según dicen, ya se establecen en el citado acuerdo.

Por lo tanto, la capacidad de maniobra de los clubes ha quedado reducida a explotar lo mejor posible los derechos de las retransmisiones televisivas y un nuevo sistema de competición.

Desde el primer momento, se descartó la posibilidad de jugar una liga de todos contra todos porque con 19 participantes no habría margen de fechas en caso de que la competición tuviera que detenerse en algún momento por los efectos del Covid-19.

Además, los representantes de los clubes entienden que la disputa de unos play off —no final a cuatro como pretende la FEB— es mucho más atractiva para los aficionados.

Así los clubes han propuesto que la liga se divida inicialmente en dos grupos, este y oeste. Los cinco primeros pasaran a jugar en una segunda fase en un grupo, en el que se tendrán en cuenta los resultados obtenidos entre ellos en la primera fase, de los que los siete primeros pasaran a jugar los play off de ascenso junto con el primero del segundo grupo. En este segundo grupo se habría formado con los cinco peores de cada grupo de la primera fase. Los tres últimos descenderán directamente y el cuarto por la cola jugará un promoción contra un equipo de LEB Plata. Todos los play off, cuartos, semifinales y final, se jugarán al mejor de tres partidos y el campeón será el que consiga el único ascenso que la próxima temporada habrá para alcanzar la Liga ACB.

La Federación gana otra vez
Comentarios