Esteban Basanta madura en Chile

El lucense confirmó su gran estado de forma con un décimo puesto en la Copa del Mundo que se celebró en el país sudamericano. El triatleta cerró la temporada con su mejor resultado
Esteban Basanta, en cabeza. EP
photo_camera Esteban Basanta, en cabeza. EP

Poco más de un mes después de proclamarse campeón de España sub-23 en Cartagena (Murcia), el lucense Esteban Basanta coronó su espectacular temporada de 2022 con una décima posición en la Copa del Mundo que se celebró en Chile el pasado día 13. Un cierre de campaña soñado para un triatleta ambicioso, en constante progresión y que, en plenas vacaciones, solo piensa ya en cómo mejorar un año que le ha convertido en uno de los mejores jóvenes de su categoría a nivel nacional e internacional.

La Copa del Mundo Viña del Mar (Chile) era la última prueba del calendario para el triatleta nacido en Pol. Basanta llegó a la cita sin presión y con el reto de superar su mal resultado en la Copa del Mundo que se celebró a final de verano en Noruega. "Me salió bastante mal y llegué a Chile sin presión, a disfrutar, con mucho que ganar y nada que perder", reconoce. 

Además, llegó en un excelente momento de forma. "Hablé con mis entrenadores de que me encontraba mejor que nunca" para afrontar los 750 metros de natación, los 20 kilómetros de bicicleta y los 5.000 metros a pie.

"Me encontré muy bien en la natación a pesar de que se nadaba muy mal, el agua estaba muy fría", recuerda el lucense, que estuvo en cabeza desde el principio de la prueba. "Salí cuarto del agua, el primer español, y me monté en la bicicleta dentro de un grupo muy pequeño, de unos ocho corredores. Todo fue muy bien hasta que fue llegando gente desde atrás, porque en la segunda de las tres vueltas en bicicleta el grupo aumentó hasta los 18 triatletas", recuerda, entre los que estaban otros españoles como David Castro y Jordi García.

"Nos bajamos a correr con unos 30 segundos de diferencia con el segundo grupo y al principio me encontré muy bien, con el mindset de que iba a por todas, sin nada que perder", comenta Basanta. "Salí a tope y me mantuve primero en el primer kilómetro de los cinco, pero corría contra gente mayor y más experimentada que enseguida me adelantaron", continúa el lucense. "Me puse detrás de ellos e intenté sufrir todo lo posible en el 5.000, pero me fue pasando más gente y acabé décimo, que es el mejor resultado de mi carrera, el mejor de la temporada y el mejor a nivel internacional, por lo que estoy muy contento", añade el joven triatleta de Pol.

Un resultado que se dio, según Basanta, porque la prueba de bicicleta "fue muy dura, se hizo un grupo reducido y no llegó a conectar gente que suele hacerlo, como Roberto Sánchez Mantecón, que me hubiera ganado de haber conectado con nosotros en el grupo de la bicicleta", reconoce el lucense sobre uno de los mejores triatletas españoles. "Nadando siempre sale sobre la mitad pero suele conectar, pero esta vez no enganchó".

El triatleta descansa estos días en Lugo rodeado de los suyos pero ya tiene en mente la pretemporada, que arrancará dentro de pocas semanas, y el gran objetivo del próximo la próxima temporada, que finaliza con una prueba internacional en Pontevedra a final del mes de septiembre.

Días de recuperación
Basanta se encuentra estos días en Lugo para recuperarse de la que ha sido, hasta el momento, la mejor temporada de su carrera. Además del título sub-23 en Murcia, el lucense finalizó esa prueba en la tercera posición de la categoría absoluta, lo que le coloca ya entre los mejores del panorama nacional.

Mundial sub-23
El triatleta de Pol compite todavía en categoría sub-23 y su principal reto es lograr la clasificación para el Mundial sub-23 que se celebra en Pontevedra entre el 20 y el 24 de septiembre del próximo año. Lo hará, como siempre, con una bicicleta de La Clásica Lugo, su principal patrocinador a lo largo de estos años.

Comentarios