Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

4-0. Este Polvorín no arranca

Un jugador del Polvorín trata de superar a un rival en A Malata. DIARIO DE FERROL
Un jugador del Polvorín trata de superar a un rival en A Malata. DIARIO DE FERROL

El filial del Lugo encajó una goleada en su vivista al poderoso Rácing de Ferrol

El más entonado Rácing de Ferrol desnudó ayer con claridad las deficiencias del Polvorín (4-0). Un doblete de Pablo Rey puso cuesta arriba la situación para el recién ascendido filial del Lugo, en el que se estrenó el recién fichado Porrúa. El filial rojiblanco afrontaba el encuentro consciente de las diferencias de calidad y potencial entre uno y otro conjunto, y es que delante estaba el candidato principal a alcanzar el título de campeón al final de la temporada y lograr con todas las garantías por el ascenso a la Segunda División B.

La primera mitad tyvo claro color local, y es que los ferrolanos salieron a por todas y sin dar opción de sorpresa a su rival. Todo ese dominio lo materializaron en dos tantos en los primeros cuarenta y cinco minutos que le dieron mucha tranquilidad en su juego y le permitieron llevar el control con relativa tranquilidad.

Tras el descanso, Juan Antonio y Marcos Álvarez reflejaron las diferencias existentes sobre el césped. Tampoco mejoraron la situación los cambios introducidos por el entrenador del Polvorín, José Durán, que aún no ha encontrado el camino a seguir en Tercera División.

El Rácing salió a por el partido desde el pitido inicial. A los dos minutos de juego, Joselu estuvo a punto de marcar al rematar con el interior del pie un centro de Pablo Rey y el balón salió desviado. No tardaron los locales en hacer diana. Marcos Álvarez se hizo con un pase en largo de Diego Rivas, llegó hasta el fondo y centró atrás para el remate de Pablo Rey a la red desde el centro de la frontal y en solitario. Después, Cacharrón salvó un disparo de Carlos García, pero no pudo hacerlo en un córner corto, mal defendido por el filial lucense, que facilitó una nueva diana de Pablo Rey, concretamente desde el pico del área y de lanzamiento cruzado.

Los visitantes contaron con alguna buena ocasión, como un chut de Rayco sacado por Diego Rivas a córner, y tras el mismo, un cabezazo de Gustavo y, en la última jugada antes del descanso, cuando el portero desvió un tiro de Cuadrado. José Durán alcanzó cierta mejoría al permutar la posición de central de Gustavo con Pedro Delgado, inicialmente pivote.

Sin embargo, el Rácing sentenció al Polvorín al contragolpe tras el descanso: primero, con un balón largo a Joselu, que, tras regatear a Cacharrón fuera del área, asistió a Juan Antonio para anotar el 3-0 y, en el tramo final, en otro balón en largo por la izquierda para Marcos Álvarez, que encaró al cancerbero visitante para cerrar el resultado. Luego, Diego Rivas impidió el tanto del honor del Polvorín atrapando un libre directo de Álex Rey, hermano del ausente Javi Rey.

El conjunto que entrena José Durán tuvo alguna oportunidad para reducir las diferencias en el marcador, pero le falló el acierto. Los lucenses se mantienen en el último puesto de la clasificación. El equipo lucense todavía tiene que jugar un partido más seguido como visitante y será la próxima semana ante la Unión Deportiva Ourense en el estadio de O Couto. El equipo rojiblanco sigue pagando con los cero puntos la dificultad de un calendario todavía más empinado por el hecho de jugar los cuatro primeros encuentros a domicilio.

"Vimos la gran pegada que tiene el Rácing de Ferrol. Estuvieron bien en el juego directo aunque no nos hicieron mucho daño así, aunque sí con las contras y con espacios por delante", dijo el técnico del Polvorín, José Durán, quien añadió que "el resultado del partido fue demasiado amplio".

4-0. Este Polvorín no arranca
Comentarios