Un espejo donde reflejarse

El Río Breogán visita el domingo al Baskonia con la idea de repetir el excelente porcentaje en los lanzamientos con el que los lucenses tomaron el Palau Blaugrana por primera ocasión
Toni Nakic lleva el balón ante los azulgranas Willy Hernangómez y Óscar da Silva. ACB
photo_camera Toni Nakic lleva el balón ante los azulgranas Willy Hernangómez y Óscar da Silva. ACB

El Río Breogán mantiene su pulso con la permanencia partido a partido. El conjunto que dirige Veljko Mrsic buscará una nueva machada en la visita al Fernando Buesa Arena. Tras su histórica victoria ante el Barcelona en la toma del Palau Blaugrana, los pupilos del entrenador croata se miden al Baskonia el domingo (12.30 horas) con la intención de sorprender, de nuevo, a otro de los gigantes de la Liga ACB.

Este puede ser el mejor momento de la temporada para devolverle al equipo vitoriano el guante tras la derrota en el Pazo (79-88), ocurrida el 24 de septiembre del pasado año. El equipo que dirige el veterano Dusko Ivanovic no pasa por su mejor pico de forma y de resultados en la competición doméstica -sucumbió frente al Valencia (111-101) en la pasada jornada liguera- y dichos altibajos le mantienen en el noveno puesto, con 15 victorias y 13 derrotas, una posición nada habitual en las temporadas precedentes para un conjunto diseñado para optar al triunfo en todas las competiciones en liza.

De hecho, menos de 48 horas antes el duelo ante el Breogán, los vitorianos jugarán un duelo vital en la Euroliga frente al Virtus Bolonia para definir su posición en el play in. Ambos equipos están empatados a triunfos. Por ello, el Río Breogán debe aprovechar el escaso margen de descanso de los vitorianos y su ansiedad para lograr el noveno triunfo.

Obviar la historia y las estadísticas en contra fue una estrategia que le brindó la victoria el 17 de marzo en el, hasta ese instante, infranqueable feudo barcelonista, donde recuperó las sensaciones vividas después de regresar a la élite del baloncesto nacional.

Los libros de historia ya reflejan aquel partido donde el Barcelona se dio un batacazo en el Palau ante un Río Breogán hipermotivado que se impuso (85-88) y dio un importante paso en su lucha por la permanencia después de seis derrotas consecutivas. Este triunfo puede ser un excelente punto de partida para preparar con garantías el encuentro ante el Baskonia. El Breogán logró ante el Barcelona un espectacular 50% de acierto en los lanzamientos triples antes del descanso. Un porcentaje que no habían catado en el club desde el inicio del presente curso baloncestístico, ya que el equipo celeste presenta las estadísticas más pobres de la competición en tiros de dos y tres puntos.

Aumentar la efectividad en los lanzamientos será la espada de Damocles de los lucenses ante el Baskonia. Si los porcentajes se asemejan a los logrados en el Palau, las posibilidades de dar una nueva vuelta de tuerca a la historia y a la clasificación aumentarán considerablemente, porque a falta de solo siete jornadas para la conclusión de la temporada regular, el Breogán atesora ocho triunfos en la Liga ACB, una cifra que podría crecer este domingo.

Comentarios