Erik Quintela: "Hay motivos para ser optimistas de cara a nuestro principal objetivo"

Una lesión lo apartó de las convocatorias en las primeras jornadas de competición. Ahora, al base lucense le está costando entrar en la rotación del equipo pero no pierde la ilusión. Como siempre, está dispuesto a ayudar: "Si no puedo en el campo, lo haré desde donde pueda", dice.
Erik Quintela. ACB
photo_camera Erik Quintela, base del Río Breogán. ACB

Es una de las referencias del Río Breogán aunque, hasta ahora, su aportación en la cancha –solo apareció en pista en dos encuentros– esté siendo muy reducida. Sin embargo su actitud, su implicación y su entrega le convierten en un valor seguro para el equipo. Trabaja para revertir su situación pero pone por encima el interés del equipo.

Estuvo bien en la fase de preparación, pero una lesión al inicio de temporada parece haberle apartado de las rotaciones del equipo.
Es cierto. En pretemporada me estaba encontrando bien y lo cierto es que la lesión me paró en seco. Luego mis compañeros empezaron bien, con dos triunfos en las dos primeras jornadas, y esto hace difícil entrar en la rotación. Sigo trabajando para cuando me necesiten y mi situación la verdad es que no me preocupa mucho.

No es fácil de asumir verse relegado en las preferencias del entrenador, ¿cómo lleva su situación realmente?
Nunca es fácil estar sin jugar. Jugar es lo que queremos todos los jugadores pero en el equipo somos 13 y jugamos una sola competición y tengo muy claro que si no puedo ayudar en el campo lo haré desde donde sea, aportaré todo lo que pueda.

¿Cómo ve al equipo en estos momentos?
Después de la decepción que significó la derrota en Belgrado, los dos primeros partidos de Liga Endesa en los que logramos la victoria nos dieron mucha moral. Sin embargo, ahora empezaban a pesar las derrotas pero el triunfo en Girona nos dio aire nuevo, nos da tranquilidad para los próximos partidos y además cortamos una racha negativa que no siempre es fácil. Ahora viene un rival muy complicado y el siguiente partido –en Sevilla ante el Betis– es uno de esos que tenemos marcado en rojo porque puede ser muy importante por eso creo que es fundamental que lleguemos en buena dinámica a ese partido.

Parece evidente que hay jugadores en la plantilla que aún no han alcanzado su mejor nivel y otros se están mostrando irregulares. Esto puede ser un problema.
Es cierto. Pero esto se debe, ni más ni menos, a que tenemos gente joven e inexperta y esto nos hace ser irregulares, pero en cambio somos un equipo con mucha ilusión, con mucho empuje y ahí tenemos también el margen de mejora. Hay jugadores con los que hay que tener un poco de paciencia. Por ejemplo, Justus Hollatz es muy joven pero es uno de los grandes talentos del baloncesto europeo. Lo veo entrenar todos los días y estoy seguro que solo es cuestión de que haga un buen partido, luego se verá su gran nivel.

Justus Hollatz es uno de los grandes talentos europeos. Es cuestión de que haga un buen partido, luego se verá su nivel.

Otro problema que está sufriendo su equipo es el escaso acierto en los lanzamientos de tres puntos.
El mal porcentaje que estamos teniendo en los triples tienen dos aspectos. El primero que nos falta experiencia y por lo tanto esto nos lleva a la irregularidad y segundo que tenemos que aprender a seleccionar los tiros que son buenos. Esto lo marca la experiencia, el trabajo conjunto y por lo tanto lo iremos puliendo y mejoraremos sin duda.

Aún con estos problemas, el Río Breogán está situado en la mitad de la tabla con un balance de 5 victorias y las mismas derrotas. El mismo bagaje, por ejemplo, que en la temporada pasada a estas alturas...
Bueno, es que el año pasado había un ambiente más optimista. Veníamos de la Leb. Este año, sin embargo venimos de una temporada muy buena y también hay que adaptarse a esto. Está claro que el balance actual es muy bueno, pero como decimos siempre, no podemos confiarnos lo más mínimo porque ahora vienen rivales complicados. Es importante valorar y saber lo que tenemos pero también queremos más.

Otro dato muy interesante es que ante los teóricamente rivales directos han conseguido buenos resultados. De seis partidos ante este tipo de equipo han logrado cinco victorias.
No es solo ganar sino como lo hicimos, por las diferencias que las hemos conseguido porque los averages son importantes. Hay motivos que invitan a ser optimistas en cuanto al objetivo prioritario pero sin ser conformistas.

Estoy convencido de que el Barça jugará a un nivel de intensidad altísimo. Tenemos que estar también a ese nivel.

El próximo domingo visita el Pazo el Barça que ya acumula tres derrotas, la última el pasado fin de semana en Santiago. ¿Esto les hace más peligrosos?
No vendrán relajados, está claro, yo prefiero pensar que vendrán nerviosos pero para ganar a un equipo como este solo hay un camino, que nosotros hagamos el mejor partido posible y que ellos no lo hagan. Después está el factor Pazo que siempre empuja y nos refuerza, Para nosotros es importante.

El club catalán presentó en la ACB una protesta formal por los arbitrajes, que según dicen, les han perjudicado desde el inicio de liga. ¿Cree que esto puede influir en los colegiados en el partido del domingo?
Quiero pensar en que no. Creo que no va a influir y que el arbitraje será el mismo que en otros partidos. Es cierto que un equipo grande siempre mete más presión. Yo de lo que estoy convencido es que será un partido muy duro porque el Barça jugará a un nivel de intensidad altísimo y nosotros tenemos que estar también a ese nivel. 

Comentarios