domingo. 12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo

Una lesión producto de los entrenamientos en el confinamiento frena a Adrián Ben

Adrián Ben, durante un entrenamiento
Adrián Ben, durante un entrenamiento
El atleta sufre un edema óseo en el fémur de su pierna izquierda por correr en cinta y en asfalto en la cuarentena

El atleta vivariense Adrián Ben deberá estar parado al menos cinco semanas por un edema óseo producido en el fémur de su pierna izquierda. El corredor, que no quiere ni escuchar la palabra "parar", explica que es una lesión que se ha producido durante el tiempo de confinamiento, "por estar dos meses trabajando en una cinta y hacer series en el paseo marítimo de Viveiro, que es acera", y confía en estar plenamente recuperado en poco más de un mes, aunque, explica, se lo quiere tomar con mucha calma.

"Es un hematoma en el hueso, una venita que se ha roto por dentro y produce esa pequeña lesión. Si sigues dándole caña se puede acabar rompiendo el hueso, porque es una zona que ahora mismo está debilitada", explica el atleta.

Las extraordinarias circunstancias que han rodeado a los deportistas profesionales durante la pandemia del coronavirus les ha obligado a realizar su preparación física de todas las maneras posibles, sin ser muchas de ellas las más recomendables a la hora de desarrollar un adecuado entrenamiento. La decisión de Adrián Ben de mantener su estado físico en una cinta de correr y, cuando el estado de alarma lo permitió, en el paseo marítimo de su ciudad, ha provocado que el atleta tenga que replantearse su plan de las próximas cinco semanas.

El mariñano utilizó las redes sociales, en concreto su perfil oficial de Instagram, para comunicar a sus seguidores que el pasado martes recibió los resultados de la resonancia que se hizo en Lugo hace dos semanas. "Hoy (por el martes) ha sido un día duro, no en cuanto a esfuerzo, sino más bien en cuanto a emociones. Después de varias semanas entrenando con una molestia en el muslo izquierdo, el resultado de la resonancia muestra un edema óseo en el fémur que me tendrá cinco semanas sin correr", escribía.

Fue en la pista Gregorio Pérez Rivera, en Lugo, cuando el atleta vivariense notó la primera molestia. "Hace dos semanas, la primera vez que fui, lo noté un poquillo, como un dolor raro. Decidí descansar dos días pero vi que no pasaba y me preocupé, así que decidimos hacer una resonancia... y se veía bastante claro", explica.

Cinco son las semanas que Adrián Ben estará sin correr, pero no significa que el atleta suspenda su preparación física. Según indica, aprovechará todo este tiempo para mejorar en otros aspectos, hacer trabajo de gimnasio y bicicleta, con el objetivo de, en dos semanas, "empezar a meter un poco de elíptica, pero con mucha calma, no tengo prisa porque ya era una temporada rara, así que ahora no pienso forzar nada", dice. Su objetivo es que el próximo año "sea mucho mejor, así que ahora con tranquilidad".

El mariñano tenía previsto viajar a Madrid esta semana pero ha aplazado el viaje hasta los primeros días de julio, fecha en la que abrirán los servicios médicos de la residencia Blume, el centro de alto rendimiento de la capital de España. "Mientras, estaré en Viveiro con mi fisio de confianza, Rubén Baltar", dice.

La lesión afecta al Challenge 500 con el palentino Óscar Husillos que Ben anunció el pasado mes y que tendría lugar a finales de julio. "Lo estamos hablando, no sabemos si aplazarlo para más tarde o cancelarlo. En próximos días lo decidimos", finalizó.

Una lesión producto de los entrenamientos en el confinamiento frena...
Comentarios