lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

74-67. Un mal inicio lastra a un Leche Río Breogán con pocas luces

Un momento del partido entre el Breogán y el Melilla. ÁREA 11
Un momento del partido entre el Breogán y el Melilla. ÁREA 11
El equipo celeste encaja en Melilla la primera derrota del curso en un duelo en que estuvo casi siempre por detrás. Alec Wintering, con 31 puntos, fue un martillo sobre el aro de los visitantes

El Leche Río Breogán perdió este viernes su condición de invicto en la LEB Oro 2020-2021 al caer en Melilla en un encuentro en el que pagó su mal inicio (solo 13 puntos anotados al final del primer cuarto). Y eso que, tras ir por detrás durante los tres primeros cuartos, los celestes lograron sobreponerse para darle la vuelta al marcador en el cuarto. Pero los jugadores de Diego Epifanio no pudieron mantener la intensidad hasta el pitido final y, mucho menos, frenar a Wintering, que con 31 puntos fue una auténtica pesadilla para los lucenses.

Saltó algo frío el Leche Río Breogán a la cancha melillense y durante los primeros tres minutos su falta de acierto bajo el aro contrario le condenó a ir por detrás en el marcador (7-2). Kevin Larsen y Adam Sollazzo sacaron a los gallegos del atolladero inicial y empataron el choque (7-7), pero lo cierto era que los hombres de Diego Epifanio no estaban cómodos sobre la pista y seguían fallando muchos lanzamientos. Eso, unido a la incapacidad lucense de frenar las internadas del estadounidense Alec Wintering permitía al Melilla volver a abrir brecha mediado el primer cuarto del encuentro de este viernes (13-7).

Pedía tiempo muerto el técnico del Leche Río Breogán, pero no sirvió de mucho. El Melilla seguía moviendo bien el balón y llegaba con relativa facilidad al aro contrario. Así laas cosas, a falta de 1.39 minutos para el final del primer cuarto ya ganaba por diez puntos de ventaja (20-10). Solo los citados Kevin Larsen y Adam Sollazzo veían aro aunque en el último minuto un tiro libre anotado por Erik Quintela y una canasta de Seydou Aboubacar daban algo de aire a su equipo (22-13).

Trató de rehacerse el Leche Río Breogán en el segundo cuarto. De inicio, Diego Epifanio planteó una defensa para circuitar el ataque de los melillenses. Había que impedir que el rival corriese y, sobre todo, que le llegasen balones a Alec Wintering. Y, a partir de ahí, atacar con calma en ataque, buscar espacios y no precipitarse en los lanzamientos. Consiguieron cumplir con creces la primera parte del objetivo los celestes durante los dos primeros minutos de este segundo cuarto, en los que el Melilla solo conseguía anotar una canasta. Sin embargo, en ataque los lucenses seguían sin encontrar el camino hacia la red y en esos dos minutos tan solo fueron capaces de firmar tres puntos que mantenían a los locales con una ventaja cómoda a su favor (24-16, minuto 12).

Los lucenses llegaron a ganar por cinco puntos a seis minutos para el final

La dinámica del partido se mantenía y las defensas se imponían claramente a los ataques, aunque el Melilla, de la mano de Mathieu Kamba y Míkel Sanz, volvía a elevar su renta por encima de los 10 puntos (29-18). Dos tiros libres de Larsen (29-20) y un 2+1 de Sollazzo parecían meter por fin a los gallegos en el partido (29-23, minuto 15). Ahora sí, el Leche Río Breogán buscaba bien la personal y Kevin Larsen no perdonaba para colocara los suyos a solo cuatro puntos (29-25). Pero aparecieron de nuevo Wintering y Sanz para elevar la renta local (35-27, minuto 18). Una canasta final de Erik Quintela reducía diferencias cuando el partido llegó al descanso (37-31).

TREMENDO WINTERING. El inicio del tercer cuarto volvió a ser una tortura para los jugadores del equipo lucense, que tardaron casi cuatro minutos en anotar su primera canasta. Para entonces, Alec Wintering había vuelto a disparar a los locales por encima de los diez puntos de ventaja en el luminoso (44-33).

Una canasta triple anotada por el capitán del equipo gallego, Salva Arco, rompía la sequía de los breoganista. Fue un nuevo punto de inflexión en el encuentro. A partir de ahí, dos buenas acciones defensivas, dos tiros libres firmados por Kevin Larsen y otro triple del citado Salva Arco colocaban a los jugadores gallegos a solo tres puntos de su rival (44-41, minuto 26).

Había que ver si esta vez el Leche Río Breogán era capaz de mantener la intensidad y no volvía a desinflarse. Un triple anotado por Iván Cruz empataba el partido a 44 puntos. A partir de ahí reinó la igualdad en el encuentro, aunque con pequeños tirones de los locales y un equipo breoganista que hacía la goma para entrar en el cuarto decisivo del choque con un esperanzador 51-50 en el luminoso del pabellón Javier Imbroda.

El Breogán se mide el próximo miércoles al cuadro burgalés en el Pazo dos Deportes

POR DELANTE. Las cosas se animaban en el inicio del último cuarto, con una canasta inicial de Adam Sollazzo que ponía a los lucenses por primera vez por delante en el marcador (51-52). A partir de ahí, el encuentro fue un toma y daca, hasta que una canasta de Sergi Quintela y un triple del citado Sollazo, más un excelente trabajo defensivo, colocaba a los jugadores breoganistas con cinco puntos de ventaja (55-60, a 6.20 minutos para el final del encuentro).

Pero el equipo de Alejandro Alcoba reaccionaba con un triple de Mathieu Kamba y otro de Andris Misters (61-62). Volvía el toma y daca, que se alargaba hasta el minuto 38, cuando un triple de Alec Wintering volvía a colocar en franquía a los jugadores locales (66-62).

Fue un jarro de agua fría para el Leche Río Breogán, que trató por todos los medios de secar a Wintering. Pero era imposible y otro triple del jugador del equipo melillense abría la brecha y dejaba el choque prácticamente sentenciado a falta de un minuto para el final (69-64).

De ahí al final, el equipo de Melilla, que logró este viernes en el pabellón Javier Imbroda su segunda victoria de la temporada, tiró de oficio, defendió con uñas y dientes y no dejó hacer a un Leche Río Breogán que veía cómo después de haber hecho lo que parecía mas difícil, el partido se le escapaba de las manos. Primera derrota para el equipo celeste, que recibirá el miércoles al Tizona Burgos.

Ficha técnica
Melilla: Alec Wintering, Míkel Sanz, Javier Marín, Fede Uclés, Mathieu Kamba, Javier Menéndez, Papa Mbaye, Andris Misters, Lorenzo Cogini y Shaquille Doorson.

Leche Río Breogán: Mindaugas Kacinas, Mateo Díaz, Mo Soluade, Kevin Larsen, Salva Arco, Seydou Aboubacar, Erik Quintela, Iván Cruz, Sergi Quintela y Adam Sollazzo.

Cuartos: 22-13, 15-18, 14-19, 23-17.

Árbitros: Germán Francisco Morales Ruiz, Asunción Langa de Martín y Rodrigo Garvin Domingo. Sin jugadores eliminados.

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la sexta jornada del Grupo A de la LEB Oro 2020-2021 celebrado en el pabellón Javier Imbroda, en Melilla.

74-67. Un mal inicio lastra a un Leche Río Breogán con pocas luces
Comentarios