lunes. 14.10.2019 |
El tiempo
lunes. 14.10.2019
El tiempo

El suplicio del mal viajero

El jugador del Rayo Galán despeja de cabeza ante el oviedista Toché en el Tartiere
El jugador del Rayo Galán despeja de cabeza ante el oviedista Toché en el Tartiere
El Rayo viaja a Lugo después de sumar solo un punto como visitante y haber estado solo 5 minutos por delante en el marcador a domicilio

El Rayo Vallecano que llegará el domingo (12.00 horas) al estadio Ángel Carro para medirse con el Club Deportivo Lugo arrastra un problema evidente que le impide ocupar una mejor posición en la tabla y también ayudó a la destitución esta misma semana de José Ramón Sandoval.

Y es que el Rayo Vallecano es el peor equipo de Segunda División en los encuentros a domicilio en lo que va de temporada. Su balance es realmente llamativo porque solo fue capaz de conseguir un empate y acumula nada menos que cuatro derrotas. Solo un punto de 18 posibles fuera de casa hacen que el conjunto madrileño esté por debajo de sus expectativas tras el descenso desde Primera División.

Pero todavía hay un dato más contundente en la trayectoria del equipo rayista a domicilio y es que solo ha estado cinco minutos por delante en el marcador. El dato deja clara la inconsistencia del cuadro vallecano y este será uno de los aspectos en los que deberá trabajar para corregir el nuevo técnico, Rubén Baraja, si quiere luchar por el regreso a la máxima categoría.

Los vallecanos llevan catorce puntos como locales esta campaña


El Rayo Vallecano solo estuvo por delante en el marcador a domicilio en el duelo que jugó frente al Elche. Fueron los cinco minutos que tardó el equipo ilicitano en conseguir el empate. Ebert puso por delante al Rayo en el minuto 13 del encuentro, pero Matilla colocó el empate en el minuto 18 y el Elche fue quien finalmente se llevó los tres puntos.

El único punto que ha obtenido el Rayo a domicilio llegó ante el Reus en un encuentro en el que el conjunto catalán se adelantó y Antonio Amaya rescató el empate con un gol en el minuo 92.

Durante la rueda de prensa de presentación de Rubén Baraja como nuevo entrenador del Rayo Vallecano, al técnico le preguntaron por esa circunstancia y no dudó en reconocer que hay que tener más equilibrio y no ser un conjunto que consigue catorce puntos como local y solamente uno fuera. En su discurso, Baraja concluyó con una frase significativa: "Hay que conseguir puntos desde ya", dijo ante los medios de comunicación.

Si el conjunto vallecano llegará a Lugo con esa necesidad de cambiar la dinámica, el equipo rojiblanco también tiene una motivación y no es otra que dejar atrás las derrotas de forma consecutiva como local frente al Getafe y el Cádiz; dos encuentros en los que el Lugo no fue capaz de marcar un gol y perdió por idéntico resultado (0-1). Los rojiblancos quieren volver a la senda de los buenos resultados y es que el Lugo nunca perdió tres partidos como local de forma consecutiva desde que volvió en 2012 a Segunda División.

La última ocasión en la que el Lugo perdió dos encuentros seguidos en el Ángel Carro se produjo la temporada pasada, cuando el equipo rojiblanco perdió por 1-4 ante el Mirandés y por 1-2 frente al Leganés. Días después de esa derrota se produjo la marcha de Luis Milla como entrenador del Club Deportivo Lugo.


El suplicio del mal viajero
Comentarios