jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

El Robin Hood pontés suma un nuevo oro

Miguel Alvariño, tras proclamarse campeón de la Copa del Mundo en México
Miguel Alvariño, tras proclamarse campeón de la Copa del Mundo en México
El gallego Miguel Alvariño se proclama en México campeón de la Copa del Mundo

No tiene límites ni complejos. Al Robin Hood pontés le gusta el oro y va a por él, independientemente de quien tenga enfrente. Su último hito, conquistar la Copa del Mundo que se acaba de disputar en la plaza del Zócalo de la capital de México, donde se vio rodeado de miles de personas que acabaron por corear su nombre.

Miguel Alvariño es historia y futuro del tiro con arco español. Un chaval de 21 años, nacido en As Pontes y criado deportivamente en el club Sílex, donde aún lo miman y lo tratan con sumo respeto. Un tirador experto pese a su juventud que ya roza con sus flechas su principal sueño: representar a España en los próximos Juegos Olímpicos de Río en 2016. Méritos para acudir a la cita olímpica no le faltan. En México ha demostrado que pese a su juventud tiene temple suficiente para superar cualquier reto.

En la final, donde se enfrentó al arquero francés Jean-Charles Valladont, el pontés sacó lo mejor de sí mismo. Obtuvo varios ‘dieces’ y se impuso por un contundente 6-2 en cuatro sets. Coser y cantar. O eso podría parecer. Pero en realidad el triunfo conseguido por Miguel Alvariño es histórico. Porque aunque España posee una medalla de oro por equipos cosechada en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, es la primera vez que un tirador nacional se proclama campeón en una Copa del Mundo a nivel individual. Suman y siguen los méritos de Alvariño, que con apenas dos años de experiencia en el circuito internacional está haciendo una temporada redonda y sorprendiendo a propios y extraños.

"Ha sido una experiencia muy buena a nivel personal y toda una sorpresa en lo deportivo", señala Manuel Buitrón, el presidente del club Sílex de As Pontes y la persona que ha acompañado a ‘Maikel’ en este último viaje hacia el oro. Todos reconocen la valía de este joven que ha sumado en un año una Copa del Mundo, un oro en los Juegos Europeos de Bakú, una plata por equipos también en Azerbaiyán y la clasificación del equipo nacional para la cita olímpica de Río de Janeiro. Tanto el club que lo ha visto crecer como todos sus vecinos de As Pontes, que no quisieron perder la ocasión de seguir en directo a través de la pantalla del ordenador la final de México, esperan que la federación tenga en consideración todos y cada uno de los méritos cosechados por Alvariño. "La próxima semana nos reuniremos en Madrid para ver cómo queda la cosa. A veces lo justo no siempre es lo que ocurre", dice Buitrón, que no pierde la esperanza de ver a su pupilo en Río.

El Robin Hood pontés suma un nuevo oro
Comentarios