miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

El nuevo fútbol modesto

Un lance del encuentro Polvorín-As Pontes de esta temporada.
Un lance del encuentro Polvorín-As Pontes de esta temporada.
Carlos Negrín subraya que las recomendaciones de la RFEF pueden generar alguna situación de conflicto entre clubes y augura una Tercera División dividida en dos grupos de doce equipos

El vicepresidente de la Real Federación Gallega de Fútbol (RFGF) Carlos Negrín asegura que hasta que no se celebre la asamblea de fútbol gallego, prevista para el próximo día 25, todas las opciones que trasladó la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en relación con los ascensos y no descensos, son hipótesis -la junta directiva de la RFEF aprobó este jueves la propuesta para resolver las competiciones no profesionales que el miércoles fue analizada por la comisión de presidentes territoriales, y hoy le toca a la comisión delegada-. "Esa semana o unos días antes ya debería estar todo decidido", explica.

La recomendación de la RFEF para la actual temporada para Segunda B y Tercera División es decidir la competición mediante un play off exprés de tres partidos en campo neutral entre los cuatro primeros clasificados de cada grupo y que no se produzcan descensos. Sin embargo, "no existe certeza alguna de que se pueda jugar ese play off", aclara Negrín.

Este caso no afectaría a los clubes lucenses de Tercera -Vilalbés y Polvorín- puesto que se encuentran lejos de las zonas de ascenso y descenso. Si finalmente no se puede disputar el play off por recomendación de Sanidad, ascendería el primer clasificado de manera directa.

¿Qué implicaría esto? Que en la temporada 2020-21, la Tercera gallega estaría compuesta por 24 equipos: los 19 actuales -sin contar con el que ascienda- los cuatro clubes de Preferente que suben y el Estudiantil, que ganó su plaza a través de la justicia deportiva. En este caso "se estudiaría que dividir la Tercera en dos grupos de doce equipos", indica Negrín.

PREFERENTE. En los grupos de Preferente, tanto Carlos Negrín como Manuel Vilachá, delegado provincial de la RFGF en Lugo, explican que después de reunirse con todos los clubes gallegos, desde la federación gallega se han trasladado varios escenarios. Uno es anular la competición, que ambos consideran "poco probable" porque significaría tirar por tierra el trabajo de los clubes con un 70 % de la temporada disputada.

Otra opción es empezar la nueva temporada anulando la actual -parecida a la anterior- pero introduciendo unos coeficientes similares a los torneos de Apertura y Clausura de Argentina para que los equipos que ahora están en la zona alta de la clasificación partan con ventaja. "Es muy difícil plantear algo así aquí", dice Negrín.

El último escenario, y el que tiene más papeletas de salir adelante por ser la opción que recomienda la RFEF, contempla los ascensos directos de los dos primeros clasificados de cada grupo -Viveiro, Fisterra, Ribadumia y Atios- y la salvación de todos los equipos en descenso, lo que implicaría la permanencia del Foz. "Es la opción que tiene más fuerza, pero todas las decisiones deben estar respaldadas jurídicamente porque siempre hay algún equipo perjudicado", señala Negrín.

AUTONÓMICAS. Carlos Negrín asegura que si sale adelante la recomendación de la RFEF, no existe problema en los casos de Primera y Segunda autonómicas porque los ascensos ya eran directos.

"Sí pueden darse situaciones de conflicto como la del San Ciprián y el Pontenova, que están empatados a puntos. Ahí habría que mirar cada caso concreto y tirar de reglamento".

En el caso de Tercera Autonómica sí existía una promoción de ascenso que "está por ver si se juega o no", opina el vicepresidente de la RFGF.

En esta categoría se barajan diferentes opciones, pero según Negrín, si se acepta finalmente la propuesta de la RFEF "el año que viene hablaríamos de una Tercera Autonómica compuesta por dos grupos de ocho equipos cada uno, tal y como ocurre en Ourense. ¿Qué pasaría? No lo sé, porque no es lo mismo que dos grupos de ocho empiecen en septiembre a que lo hagan tras la navidad, sobre todo por la Copa Diputación".

¿REBROTE?. Vilachá apunta que en todo plan de la próxima temporada se tiene que contemplar la opción de un nuevo rebrote del coronavirus y nuevos parones. "Habrá que estar pendientes, pero es una posibilidad que está ahí y provocará la creación de nuevos escenarios", opina.

El nuevo fútbol modesto
Comentarios