viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

El maleficio del estreno

Manu lanza el penalti que supuso el tanto del Lugo ante el Hércules. SEBAS SENANDE
Manu lanza el penalti que supuso el tanto del Lugo ante el Hércules. SEBAS SENANDE
El Lugo lleva seis temporadas sin conseguir la victoria en el primer partido de Liga

Llega una nueva temporada para el conjunto rojiblanco y para los lucenses ya aparece ante sí el primer reto de la misma, que tiene que ver con romper, al fin, esa estadística que marca que el Lugo lleva seis temporadas consecutivas sin ser capaz de ganar en el partido inaugural en el campeonato.

El Club Deportivo Lugo intentará cambiar ese rumbo este sábado a partir de las 18.00 horas en el duelo que le va a enfrentar con el Extremadura en el estadio Ángel Carro.

El conjunto que entrena Eloy Jiménez debuta en su campo ante el equipo de Almendralejo, con el que empató en las dos únicas ocasiones en que se midieron en Segunda División, la temporada pasada (1-1 en el ángel Carro y 0-0 en el Francisco de la Hera). Este último, un duelo disputado en el final de la campaña pasada y con los dos equipos luchando por confirmar la permanencia en la categoría, algo que finalmente consiguieron

Los jugadores rojiblancos empezar la campaña pasada en un partido ante el Málaga y en el que rozaron precisamente la opción de hacerse con los tres puntos, pero pero el Málaga le dio la vuelta al marcador (1-2) en los últimos cinco minutos de partido y dejó a los lucenses con la miel en los labios y un sabor agridulce después de un buen partido ante un equipo que acababa de descender desde la Primera División.

Con esa derrota, los lucenses pusieron fin a una serie de seis partidos (cinco empates consecutivos) sin perder en los inicios del campeonato de Segunda División.

Así, igualaron con el Reus (0-0, temporada 2017-18), el Nástic de Tarragona (2-2, 2016-17), el Real Oviedo (2-2, 2015-16), el Mirandés (0-0, 2014-15) y Numancia (0-0, 2013-14), y ganaron al Hércules (1-0) en la temporada 2012-13.

Precisamente la victoria ante el conjunto alicantino tiene un recuerdo especial porque se trata del partido que marcó el regreso del Club Deportivo Lugo a la Segunda División tras más de veinte años fuera de la categoría.

Ese triunfo ante los alicantinos con un tanto de penalti que transformó Manu es el único que consiguieron los rojiblancos en una apertura de campeonato en la Segunda División en ocho temporadas, las siete más recientes y la 1992-93 (cayeron 1-0 en Mérida).

Se da la circunstancia de que el futbolista ourensano había sido también el autor del penalti decisivo en aquella tanda inolvidable ante el Cádiz que permitió el equipo regresar a la Segunda División. Ahora tocará el sábado darlo todo para intentar que el comienzo de la campaña sea el mejor posible y arrancar la primera victoria y hacerlo como locales.

El maleficio del estreno
Comentarios