Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

El Lugo varía el sistema

Fernando Seoane conduce un balón en el primer partido de la temporada ante el Málaga. XESÚS PONTE
Fernando Seoane conduce un balón en el primer partido de la temporada ante el Málaga. XESÚS PONTE

Los jugadores continúan interiorizando el nuevo esquema de juego implantado por el técnico Javi López después de más de una década utilizando un estilo marcado por el 4-2-3-1

Javi López llegó a Lugo con una idea clara: cambiar el esquema de juego que el conjunto lucense llevaba utilizando desde hace décadas y aplicar un sistema aplaudido por la afición desde la llegada del preparador catalán.

El conjunto lucense todavía se está adaptando a la nueva manera de jugar, que ha variado desde el esquema clásico del 4-2-3-1 –sistema empleado por Quique Setién, Luis César Sampedro y Francisco Rodríguez– a organizarse con el actual 4-4-2. El vestuario comienza poco a poco a sentirse cómodo con este nuevo dibujo, en el que destaca el gran trabajo colectivo a nivel defensivo encabezado por los jugadores de banda y los dos puntas.

"Siempre nos adaptamos a lo que nos pide el míster. Cada entrenador tiene su filosofía y sí que es cierto que estábamos acostumbrados a la forma de jugar del año pasado con Francisco, pero nos tenemos que adaptar a esta nueva forma con Javi (López). En el partido del Málaga se vieron cosas bastante positivas y es cuestión de trabajar y las cosas saldrán solas", aseguró el centrocampista del Lugo Sergio Gil.

Esta nueva metodología provoca que la mayor carga defensiva recaiga sobre los dos mediocentros, ya que la ausencia de un mediapunta resta las ayudas sobre el núcleo de creación de juego del cuadro lucense. Este problema se solventa con la intensa presión que ejercen los dos delanteros y con el cierre de los extremos hacia dentro, lo que permite además dejar el carril libre para los laterales de cara a una rápida transición ofensiva.

"En medio campo antes jugábamos con dos mediocentros y uno más descolgado ejerciendo de mediapunta. Ahora solo tenemos dos mediocentros ahí, pero las bandas se cierran por dentro y nos ayudan bastante. También es de agradecer la presión que hacen los puntas porque no solo defienden los de atrás", analizó Gil.

El jugador aragonés destacó que ante el Málaga el equipo realizó "un buen trabajo" y que se empiezan a vislumbrar ciertos detalles del nuevo sistema, pero que el resultado final dejó un regusto amargo. "Creo que el equipo había trabajado la semana muy bien, sabíamos como iban a venir ellos aquí y se hizo un buen trabajo, lástima que el resultado no acompañó. Dominamos en bastantes tramos del partido, se compitió bien, el equipo nunca bajó los brazos pero nos faltó un poco de fortuna en algunas acciones y por eso queda un sabor amargo", finalizó un Sergio Gil que ya tiene la mente puesta en el encuentro del domingo (20.30 horas) en Los Cármenes ante el Granada.

Pablo Cacharrón renueva con el club hasta el año 2020
El portero Pablo Cacharrón renovó con el conjunto rojiblanco para las próximas dos temporadas con opción a otras dos más al final de las mismas, por lo que podría estar en el Ángel Carro hasta 2022.

El guardameta criado en las categorías inferiores del conjunto lucense será esta temporada el portero titular del Polvorín en su nueva andadura por la Tercera División. Cacharrón tuvo ofertas de Segunda División B pero decidió mantenerse en el conjunto dirigido por José Durán y esperar su oportunidad de debutar en Segunda División.

Polvorín
El Polvorín debuta este domingo (20.00 horas) en el campo de San Lázaro ante el Compostela en su debut en la Tercera División.

El filial lucense tendrá que afrontar a domicilio los encuentros de las cuatro primeras jornadas debido a las obras de remodelación que se están llevando a cabo tanto en A Cheda como en el Ángel Carro.

El conjunto dirigido por José Durán tendrá un exigente inicio, dónde además de al Compostela, se medirá al Arosa, Rácing de Ferrol y UD Ourense. Un arranque de calendario que servirá de prueba de fuego para comprobar como se adapta a la categoría.

 

El Lugo varía el sistema
Comentarios