martes. 25.02.2020 |
El tiempo
martes. 25.02.2020
El tiempo

El lucense que fue culé por un día

Manuel González con el Barcelona, de pie a la derecha. SPORT/MAITE GONZÁLEZ
Manuel González con el Barcelona, de pie a la derecha. SPORT/MAITE GONZÁLEZ
El diario Sport sacó del anonimato al lucense Manuel González, ‘Hueche’, que solo llegó a disputar un partido oficial con el Fútbol Club Barcelona de los años 40. Defensa aguerrido, firmó con el Espanyol dos temporadas después, donde no llegó a debutar

El 20 de octubre de 1940 el campo de Les Corts vivió un duelo entre el Fútbol Club Barcelona y el Hércules que pasó a la historia por un jugador amateur apellidado González del que no se tenía registro hasta hace tres semanas. Literalmente. Aquel día debutaba un hombre atlético, físicamente imponente, que solo vistió la camiseta del Barcelona una vez de manera oficial. Aquel hombre nació en Sarria, creció en Monforte y llegó a compartir equipo con alguno de los miembros de una de las delanteras más emblemáticas del club —formada por Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón, como rezaba la famosa canción de Serrat— e incluso, estrechar lazos con un mito de la entidad como el leonés César, máximo goleador del club hasta la llegada de Messi.

Manuel González González-Couce, Hueche, natural de Sarria —aunque siempre se sintió monfortino— jugó un partido oficial con el Fútbol Club Barcelona. Su historia la rescató el periodista del Sport David Salinas en un amplio reportaje publicado el pasado 18 de enero porque se trataba del único jugador que había disputado un partido oficial con el club azulgrana del que no se tenía filiación. "Teníamos a todos controlados desde la temporada 1928-29 pero no a González", reconoce el periodista catalán.

Dar con la historia de Manuel no fue nada fácil. "Preguntamos a jugadores de la época, como Vicente Martínez Alama, que jugó con él, y nos dijo que ese González había sido militar y que había vivido en una academia ubicada en la Diagonal de Barcelona", dice Salinas. El dato fue clave. El siguiente paso fue contactar con un historiador del Espanyol, "por si coincidía algún nombre y nos dijo que tenía un González que era militar".

A partir de ahí, Salinas acudió al archivo de la Federación Catalana y dio con un Manuel González González-Couce que coincidía, aparentemente, con ese González que jugó un solo partido con el Barça. "El Espanyol tenía en sus notas que era natural de Sarriá, con acento, y pensamos que se trataba del barrio de Barcelona, pero nos dimos cuenta de que estábamos equivocados".

González se ganó el apodo de 'Hueche’ por cómo controlaba los balones con el pecho

Ese Sarriá era realmente la Sarria lucense, la localidad donde nacieron los hermanos Manuel, Luis y José antes de trasladarse a Monforte. Tras localizar su acta de nacimiento, Salinas tuvo claro "que podía ser él, aunque no habíamos contactado con ningún familiar".

A partir de ahí un cúmulo de casualidades ayudó a descubrir la identidad y la historia de ese futbolista que vivió en el anonimato culé durante 80 años. "Me pasaron el número de Manuel Cordido y le conté la historia por si me podía ayudar. A los pocos días fue a un entierro y se encontró con el sobrino de Manuel, Luis. A partir de ahí se desencadenó todo".

Manuel González con el Lemos
Foto con el Club Lemos

Según confirma Salinas, no existen muchos casos como el de Hueche, apodo que se ganó en el fútbol gallego —jugó en el Lemos con 17 años— por su habilidad para controlar balones con el pecho. "Ocurría en los años 10 o 20 en otras competiciones, pero que ocurra en la Liga es mucho más difícil y solo existía el caso de Manuel. Y tampoco es una etapa tan lejana, siendo de los años 40 tenía que vivir alguien de su familia".

Y así fue. A través de Cordido, Salinas contactó con el sobrino de Manuel, Luis González —de 78 años— un hombre con una memoria prodigiosa que ayudó a desentrañar el misterio de ese futbolista que solo jugó un partido oficial con el Fútbol Club Barcelona.

'Hueche' se jubiló en Madrid antes de trasladarse de nuevo a Monforte, donde falleció en 1997

"Mi tío Manolo era todo pundonor, voluntad, fuerza. Un Puyol. Le recuerdo ya de mayor, en Tetuán —en agosto de 1951 fue nombrado Policía Armada del Protectorado por Decreto Visirial— haciendo gimnasia, footing... la gente veía un tipo corriendo por ahí y pensaban que estaba loco. Además, era muy alto para la época, medía más de 1.85", recuerda su sobrino.

Manuel no fue el único de sus hermanos que se dedicó al fútbol. "Mi tío Luis, también militar, jugó en el Lemos de extremo. Era el que más clase tenía, pero era más un jugador tipo Bale, jugaba cuando le apetecía (risas)".

Hueche se jubiló en Madrid antes de trasladarse de nuevo a su querido Monforte, donde falleció en 1997, a la edad de 82 años.

Una carrera de seis equipos 
Manuel González ingresó en el ejército con 18 años y fue destinado en Cádiz en 1933, donde compaginó el servicio con su pasión futbolística jugando en el Mirandilla FC. Barcelona fue su siguiente escala y con 22 años se incorporó al conjunto de Aficionados del Barça. 

Liga catalana 
Hueche participó en la Liga catalana con el primer equipo en el verano de 1938, jugó un amistoso en 1939 y cuatro en 1940. Incluso llegó a levantar la Copa del torneo de Aficionados de Cataluña en un partido en el que el Barcelona superó al Terrassa (2-1) en el campo de Les Corts. 

Debut en el Barça 
El 20 de octubre de 1940 debutaba en partido oficial con el primer equipo ante el Hércules, en la cuarta jornada de la Liga española. Ocupó la posición del defensa Benito García, sancionado. 

Otros equipos 
Además del Barça, Manuel estuvo en el Espanyol, el CF Samboyano, el CD Villanueva y el CF Atlético (1946-47), su último equipo.

El lucense que fue culé por un día
Comentarios