miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

Las cuentas del Breogán para la salvación

Sulejmanovic realiza un mate. SEBAS SENANDE
Sulejmanovic realiza un mate. SEBAS SENANDE

El conjunto lucense llega a las últimas jornadas al borde del descenso, sobre todo por los averages y por los duros rivales que le esperan

Diez jornadas para la conclusión de la Liga Endesa y el Cafés Candelas Breogán está a una victoria de los puestos que permiten la continuidad en la máxima categoría. Dicho de esta forma quizá no quepa tanto pesimismo como el que surgió entre los aficionados lucenses tras la derrota frente al Montakit Fuenlabrada.

Sin embargo, con una lectura de la situación algo más atenta se llega a la conclusión de que la situación del equipo lucense en la máxima categoría es prácticamente límite. Al borde del desastre.

Para empezar, es complicado que el Cafés Candelas Breogán pueda superar el average a los dos equipos que le preceden -Murcia y Herbalife Gran Canaria, ambos con ocho triunfos-, por lo que su desventaja sería prácticamente de dos encuentros. El equipo lucense ya perdió el average con el conjunto murciano y también es previsible que lo pierda con los canarios porque tendrían que derrotarlos por más de 24 puntos de diferencia. La única posibilidad de que el Breogán pudiera salir medianamente airoso con estos conjuntos sería en un triple empate siempre y cuando el Breogán gane al Herbalife y estos vuelvan a derrotar al Murcia. En este caso, los lucenses superarían al conjunto murciano.

Estudiantes y Fuenlabrada tienen nueve triunfos, dos más que el conjunto breoganista. El último visitante del Pazo parece definitivamente alejado, ya que a la ventaja que ahora mismo dispone se le añade también el average. Restar tres triunfos en diez jornadas a un equipo que parece ir claramente hacia arriba parece una quimera.

Otra cosa es con el Estudiantes. Para empezar porque los breoganistas aún tienen que visitar a los colegiales, a los que en Lugo se les derrotó por trece puntos.

En realidad, el equipo que dirige Josep María Berrocal parece la tabla de salvación más próxima para los jugadores de Tito Díaz, tanto por lo ya citado como por el hecho de que tanto Murcia, como Gran Canaria o Fuenlabrada parecen haber encontrado una línea de juego más consistente que la del Estudiantes.

De cualquier forma, para intentar escalar algún puesto en la tabla lo primero es que el Breogán se reencuentre con la victoria. Van ya cuatro derrotas consecutivas en una serie de solo un triunfo en las últimas nueve jornadas.

El calendario que le espera al conjunto lucense en las diez jornadas que restan le deparan cinco encuentros en el Pazo (Barça Lassa, Unicaja, Iberostar Tenerife, Herbalife Canarias y San Pablo Burgos) y cinco desplazamientos a las canchas de Joventut, Estudiantes, Real Madrid, Valencia y Andorra.

Aun en el peor de los casos, es decir que se fueran apagando las posibilidades de defender la categoría, el Cafés Candelas Breogán está obligado a ser competitivo hasta el último momento. No solo por lo que es y representa el club o por el respeto a la competición sino porque no ceder la penúltima posición podría ser muy importante, incluso económicamente.

En primer lugar, si se produce alguna baja en la ACB como podría ser que alguno de los equipos que consigan plaza de ascenso en LEB Oro no pudieran materializarlo. El hecho de que el segundo ascendido no se conozca hasta el 2 de junio -el año pasado la fecha tope para presentar la documentación en ACB fue el 15 de junio- podría complicar los trámites. Ser penúltimo, además, implica recibir en torno a 70.000 euros más que el último clasificado.

Brown y Díaz llegarán a Badalona
Christian Díaz y Alec Brown podrán estar a disposición de Tito Díaz en el encuentro que el próximo sábado (18.00 horas) en el Palacio Municipal de los Deportes de Badalona enfrentará al Breogán con el Divina Seguros Joventut. Quien no estará con toda seguridad es el base Ricardo Úriz.

Ricardo Úriz se lesionó nada más salir a la cancha. Tras una acción ofensiva, se llevó de inmediato la mano a la zona de los abductores y se retiró de inmediato. El navarro ya había sido sometido a una resonancia el pasado viernes para determinar las causas de unas molestias, aunque la prueba diagnóstica no determinó ninguna lesión. Las pruebas de ayer parecen confirmar la existencia de una rotura muscular en la zona del abductor de la pierna derecha lo que podría implicar una baja, mínima, de un mes.

 

Las cuentas del Breogán para la salvación
Comentarios