miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

El código de McCallum

McCallum realiza una bandeja ante Brizuela. MEDIA CENTER ACB
McCallum realiza una bandeja ante Brizuela. MEDIA CENTER ACB

El estadounidense está convencido de que el Breogán puede ser competitivo porque, dice, "ya se ha demostrado", pero para ello es necesario que el equipo se base "en la defensa"

En los tres encuentros que lleva disputados con el Cafés Candelas Breogán, Ray McCallum promedia 17 puntos y valora 18 créditos, valores por encima de la media del máximo anotador de la Liga, Niko Laprovittola (16,6) y del jugador mejor en valoración, Bojan Dubljevic (16,7), pero sus excelentes registros estadísticos y sus convincentes actuaciones no han servido para enderezar el rumbo del equipo lucense.

El estadounidense dice creer en las opciones de permanencia de su equipo, pero muestra una gran preocupación por la defensa. Concepto que repite con insistencia y que considera clave.

«El equipo tiene un gran potencial y si logramos estar fuertes en defensa y ganar confianza podemos ganar a cualquiera. Ya se ha demostrado a lo largo de la temporada, por ejemplo en Badalona, o compitiendo contra el Barça durante muchos minutos. Pero para lograr esto tenemos que basarnos en la defensa», dijo el estadounidense.

Así, cuando se refiere a la dura derrota sufrida el pasado fin de semana ante el Estudiantes explica que «hemos competido ante un grande como el Barça y hemos ganado en una pista difícil como la del Joventut pero también hemos mostrado un lado malo en Madrid. Cuando falla la concentración en defensa, en esta Liga nadie te perdona y, además, se sumaron otros factores, como su acierto y nuestros errores. Hay que trabajar para que no se vuelva a repetir algo así».

El base lamenta la derrota y la imagen ofrecida por el equipo. «Fue muy duro porque mucha gente viajó para apoyarnos y no merecían ver un partido así. Sabemos que todos los rivales tienen calidad como para aprovechar los errores que cometemos. La solución está en nosotros, en estar juntos y concentrados creyendo en nuestras posibilidades», dice.

Aunque la experiencia en Europa de McCallum se limita a equipos de Euroliga como Unicaja y Darussafaka, el base dice sentirse muy a gusto en el Breogán. «Me han recibido muy bien. Tanto en el club como en la ciudad me encuentro muy cómodo. Los compañeros son geniales y han hecho todo lo posible para que me integrara muy rápido, igual que los profesionales del club y la afición. Es una gozada poder jugar en un sitio donde todo el mundo ama el baloncesto», comenta.

El próximo domingo, el exjugador de los Kings se enfrentrá con el Unicaja, su primer equipo en Europa. «Es algo especial porque guardo buena relación con compañeros pero lo importante es tener opciones de ganarles. Si la afición aprieta y jugamos juntos y trabajamos en defensa podemos ganar a cualquiera. Tenemos siete finales por delante y jugaremos varios en casa, ante nuestro público que no para de animar y esto nos da mucha energía para lograr el objetivo», finaliza.

El código de McCallum
Comentarios