viernes. 05.06.2020 |
El tiempo
viernes. 05.06.2020
El tiempo

El Breogán se pone serio y cierra heridas

breogan1.jpg
breogan1.jpg

Triunfo balsámico del Leche Río Breogán tras dos derrotas consecutivas que insufla nuevos ánimos a la plantilla lucense en su anhelo de clasificarse para los play off de la LEB Oro (75-90). El cuadro breoganista cimentó su victoria ante el Cáceres en un primer cuarto de alta inspiración y efectividad. La aportación de José Amador saliendo desde el banquillo (20 puntos) resultó determinante, sobre todo en el segundo tiempo.

La puesta en escena de Leche Río fue inmejorable. Bien dirigidos por Michael Mokongo, los breoganistas firmaron un parcial de inicio de 4-9 ante un Cáceres desacertado en ataque. La explosividad del base lucense, imparable para Carlos Cherry, fue crucial para que los gallegos tomaran rápidas diferencias. Un lanzamiento desde el 6,75 de Hicks elevó la ventaja hasta 8-14.

Las facilidades defensivas de los extremeños crispaban a Gustavo Aranzana, que se veía obligado a solicitar tiempo muerto a la mesa tras una gran canasta de Xavi Forcada (12-20). El catalán regresaba a la que fue su casa. El Cáceres sólo anotaba desde la línea de tiros libres gracias al excesivo celo de los árbitros, que castigaron al Breogán por su intensidad defensiva. Prueba de ello es que Arteaga tuvo que irse al banco en el primer periodo con tres faltas personales en el zurrón. Un 2+1 de Forcada y una canasta de Amador ponían el 15-25, que aumentaba p Mokongo con otra jugada de tres puntos para cerrar un parcial de 2-10. El marcador al final del primer periodo reflejaba la gran superioridad lucense (17-30).

Cambió por completo el conjunto extremeño en el segundo periodo, pareciéndose más al que sólo ha cedido una victoria en el Ciudad de Cáceres. Los extremeños empezaron a defender más intensos y se aprovecharon de que en pista estaba Jordi Vallmajó por Mokongo. Los gallegos encajaron un parcial de 12-2 con Francis Sánchez como principal artífice y una antideportiva sobre Betinho. Aun así, no se descompuso el Leche Río y tras una serie de canastas obligó de nuevo a Aranzana a pedir tiempo (31-39).

Entonado Hicks

Hicks fue el protagonista de los últimos minutos en las filas breoganistas, viendo aro con suma facilidad, lo que le permitió marcharse al descanso con trece puntos, los mismos que Francis Sánchez. Al término de los primeros veinte minutos el marcador reflejaba un claro 38-46.

El tercer cuarto comenzó con un Amador muy enchufado, con ocho puntos consecutivos. Una triple suya despegaba aún más al Leche Río (44-60). Uno de los momentos cruciales del partido llegó en el minuto 25, cuando Ryan Humphrey se veía obligado a abandonar el partido por lesión, mermando sustancialmente el potencial de Cáceres. A partir de entonces, los lucenses se despegaron en el marcador hasta alcanzar los dieciocho puntos con un mate de Hicks. La reacción cacereña llegó en el último tramo del periodo, con cinco puntos de Xavier y una triple de Mediano que valieron para recortar. Al final de los diez minutos el marcador estaba en 56-67.

Los locales creían en la remontada, pero el conjunto gallego se mostró muy sólido en la recta final. Brown distanciaba aún más al conjunto lucense y provocaba un desbarajuste en el ataque extremeño que obligaba a Aranzana a pedir tiempo muerto (58-72). Pero no surtió efecto. Una triple de Feldeine sentenciaba (61-82). El resto fue un trámite que acabó con el 75-90 final.

El Breogán se pone serio y cierra heridas
Comentarios