El azulgrana estimula

«Estamos convencidos de que superaremos esta situación e imos empezar a gañar porque estamos adestrando ben durante a semana». El portero del Azkar Lugo, Óscar Iglesias, no duda al afirmar que la situación que vive en estos momentos el equipo lucense —ocupa la antepenúltima plaza en puesto de promoción de permanencia en la División de Honor— es pasajera y pronto llegarán los buenos resultados que auparán al conjunto en la tabla. «Cos bos adestramentos que estamos facendo, temos confianza en que os puntos chegarán, levantaremos a situación e os partidos acabarán con resultados positivos», comentó.

El Barcelona será el rival de los lucenses el próximo domingo a partir de las 12.00 horas en un partido que retransmitirá Marca TV. A pesar de que el equipo que entrena Bruno García está «animicamente peor, aínda que despois de cinco derrotas é normal», el hecho de que sea el Barcelona el primer contrincante después del parón tiene, según Iglesias, «dobre lectura». «Está claro que é un rival forte e semella máis complicado a priori cambiar a situación, pero sempre é unha motivación extra enfrontarse a un equipo así», afirmó.

El guardameta lucense ve positivo que el conjunto catalán sea el primer contrincante después del parón. «Creo que estamos nun bo momento para collelo e deixar constancia de que somos mellor equipo do que reflicte a clasificación; podemos sacar un resultado positivo contra eles e sumar algún punto», indicó. A la hora de hablar de las bondades de los blaugrana, Iglesias explica que es un «equipo grande con moi bos xogadores que se reforzou moi ben este verán». «Será un rival complicado, pero podemos darlle moito que facer, ten algúns puntos débiles que intentaremos atacar para sacar un bo resultado», señaló.

Desde el inicio del campeonato liguero en la División de Honor, el portero lucense se está turnando a la hora de defender la meta del Azkar con el madrileño Miguel Mendiola. Esta situación, lejos de incomodarle por no disputar más minutos en los encuentros de Liga, le ayuda a motivarse y a «dalo todo para poder xogar». «Está claro que a todos nos gusta saltar á pista o máximo posible, pero o adestrador ten os seus esquemas e decide quen é mellor para o equipo», manifestó.

Bajas y dudas
Previsiblemente, Matamoros llegará para el partido del próximo domingo, aunque Rafa López todavía es duda. El cierre andaluz sufrió ayer una dolencia estomacal que no le permitió entrenar con normalidad con el resto del equipo, por lo que su presencia no está nada clara. El que es seguro que no llegará para el duelo del fin de semana será Genaro. Óscar Iglesias opina que en este momento hacen «falta todos os xogadores», aunque no van «a escudarse nas baixas para non ir a pola vitoria ata o final no partido». «Está claro que a súa falta sempre
se nota, como calquera baixa de calquera compañeiro, pero intentaremos suplir o grandísimo traballo que realiza entre todos e que non se note demasiado a súa baixa», dijo. El guardameta de Lugo, tiene claro, que el equipo lo hará «o mellor posible» ante el segundo clasificado.

Comentarios