sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

La dura realidad del campeón

Los jugadores del Emevé celebran la Copa ganada ante el Leganés. ÁREA 11
Los jugadores del Emevé celebran la Copa ganada ante el Leganés. ÁREA 11

La presidenta del Emevé, Bibí Bouza, reconoce que el equipo necesita una inyección de dinero para mantenerse con esperanzas de seguir creciendo: «El dinero no da para más», reconoce

LUGO. El Emevé acaba de hacer historia. El equipo masculino de Superliga 2 logró el pasado fin de semana el título de la Copa Príncipe -el segundo en las vitrinas del club tras la Copa Princesa de las chicas en el año 2014-, pero los lucenses no quieren subirse a la nube. No pueden. La realidad es que, a pesar del trabajo envidiable de cantera y los éxitos de los sénior, el talonario manda. El dinero, siempre el dinero. Y las cuentas están al límite. Así lo confirmó la presidenta Bibí Bouza, que lanzó «una llamada casi desesperada» para no tener que cortar las alas a dos equipos que vuelan con un motor construido a base de corazón.

«Tenemos que disfrutar, pero volver a trabajar ya, porque la competición sigue. La liga sigue, nos está yendo muy bien y no podemos aminorar la marcha. Sinceramente, creo que en los chicos nos vamos a clasificar para jugar la fase de ascenso, y en las chicas también. Pero tenemos un problema muy importante de fondos en el club. Este año hicimos un esfuerzo sobrehumano para traer a la gente de Lugo que estaba por ahí adelante, y conseguir los equipos que conseguimos. Y las cuentas del club están exiguas. Lo que queremos es lanzar un SOS para costear el equipo, porque la liga se prolonga tres meses más, y no es fácil hacer frente a estos gastos. No sé cómo lo vamos a hacer, la verdad. Esta es la parte dura de tanto éxito», afirmó Bouza.

La presidenta es consciente de que, en caso de no aparecer ningún patrocinador, el club tendría que echar el freno en caso de un hipotético ascenso de alguno de los dos equipos: «Hay posibilidades de que se metan los dos en la fase de ascenso y evidentemente si se meten hay que jugarla, porque se lo han ganado. Pero no sé cómo vamos a hacer. El club se plantea no subir, uno más uno son dos. El dinero no da para más. Tenemos todo cuadrado al céntimo y no nos podemos salir de ahí. Si no sale un patrocinador, está muy complicado salir», explicó.

«Tuvimos la experiencia en la temporada 2014-2015, y fue horrible a nivel de gestión. En Superliga, el gasto es exactamente el doble que en Superliga 2. El doble. Sin patrocinador está muy difícil. Pero tampoco vamos a poner el carro antes que los bueyes. Vamos poco a poco, con sentido común y a ver hasta dónde podemos llegar», añadió Bouza.

La presidenta del Emevé también recordó que la aportación de las administraciones va con retraso: «La noticia de que cobramos 70.000 euros por parte de la diputación y 45.000 del Concello es cierta. Pero es que es la subvención de la temporada 2015-2016, y estamos en 2018. Que las instituciones nos ayudan mucho, evidentemente, pero es cierto que no vamos al día. Ahora mismo estamos viviendo de aportaciones privadas que tenemos que devolver. No sé si es fallo también de la directiva por no saber vender el voleibol a las empresas. Pero necesitamos ayuda», indicó Bibí.

La dura realidad del campeón
Comentarios