El duelo ante el Hapoel Holon dejó lecturas positivas en el breoganismo

La aportación de Conner Frankamp y el alto ritmo mostrado por el equipo hacen que el futuro se vea con más optimismo

Frankamp, en el choque ante el Hapoel Holon. SEBAS SENANDE
photo_camera Frankamp, en el choque ante el Hapoel Holon. SEBAS SENANDE

El encuentro que disputó el Río Breogán ante el Hapoel Holon de Israel en la Basketball Champions League (BCL) este miércoles arrojó algunas lecturas positivas, bienes escasos en este atribulado arranque de curso del conjunto celeste. Veljko Mrsic, técnico breoganista, expresó su satisfacción porque su equipo había "ganado jugando bien". 

Ciertamente, el Breogán mantuvo, por fin, un alto ritmo e intensidad defensiva durante la mayor parte del encuentro y sacó rédito de ello, sobre todo anotando tras pérdida. En ataque, pese a las 16 capturas de los hebreos bajo el aro de los lucenses, pudo anotar en transición y circuló mejor el balón en estático. Eso propició una mejor selección de los lanzamiento y, por ende, un mejor porcentaje de acierto (40% en tiros de tres). En el debe del cuadro lucense habría que poner los tiros desde 4,60 metros —18/29, un flojo 62,1%— y algún fallo grosero debajo del aro rival.

A nivel individual, supone una magnífica noticia para el Breogán el buen partido de Conner Frankamp, sobre todo en ataque, donde presenta rapidez y un buen uno contra uno . El base estadounidense estaba "entrenado bien", según se reconocía desde el club celeste, pero le hacía falta "sonreír" en la cancha. 

Anderson, Jogela, Fernández y Diouf también destacaron, sobre todo el pívot italiano, pese a que arrastra unas molestias en la rodilla. Momo Diouf tiene la rótula muy alta, algo que si bien no le incapacita, sí le causa dolor. Desde el club breoganista se incide en que "hay que cuidarlo, potenciar su musculatura —cuádriceps— para que la rodilla sufra menos y darle descanso". 

Anthony Polite fue el baloncestista descartado para el choque ante el Hapoel porque estuvo parado cinco semanas antes de su regreso y se quiso evitar que se sobrecargara. Además, en los partidos de la BCL tienen que jugar los cinco jugadores que son cupo de formación, esto es, los hemanos Quintela, Sergi García, Ventuta y Fernández, lo que limita la lista de posibles descartes.

El Casademont Zaragoza, que el domingo visitará el Pazo para enfrentarse al Río Breogán (12.30 horas), comunicó ayer las novedades sobre el estado físico de sus jugadores. Santi Yusta, con un esguince de grado III en su pie derecho, causará baja en el Pazo dos Deportes. El exbreoganista Emir Sulejmanovic, con un esguince leve, evoluciona favorablemente y podrá intervenir en el encuentro.

Por otra parte, Jahlil Okafor, una vez superado su proceso gastrointestinal, se reincorporó a los entrenamientos del equipo maño y también estará disponible para jugar contra el Breogán. 

Thad McFadden, que recientemente rescindió su contrato con el Murcia a petición propia, debutará con el conjunto que dirige Porfirio Fisac el domingo en la ciudad de la muralla. 
 

Comentarios