miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Duelo de buenos recuerdos para el Club Deportivo Lugo

Barreiro celebra con Ramos un gol ante el Mirandés. VICTORIA RODRÍGUEZ
Barreiro celebra con Ramos un gol ante el Mirandés. VICTORIA RODRÍGUEZ
Las dos últimas salvaciones del Lugo pasaron por ganar al cuadro que ahora entrena José Escobar

Más allá de que los encuentros del Club Deportivo Lugo en Anduva se cuentan por empates en las últimas tres temporadas, lo cierto es que los partidos ante el Mirandés traen muy buenos recuerdos a los aficionados rojiblancos. Y es que las dos últimas permanencias, con Juanfran García y Rubén Albés en el banquillo lucense, pasaron por conseguir los tres puntos ante el equipo que ahora dirige el pacense José Escobar. Duelos que se vivieron en el Ángel Carro, ambos en los estertores de dos cursos tremendamente irregulares para el Lugo y que cuyas victorias terminaron en dos celebraciones que todavía se recuerdan en la ciudad.

Aunque el partido de este miércoles se disputa en Anduva, es obligatorio recordar aquellas dos visitas del cuadro rojillo al Ángel Carro. La de la temporada 2019-2020, imposible de olvidar por la pandemia que lo paró todo, prometía emociones fuertes para un Lugo que no podía pensar en otra cosa que no fuera sumar los tres puntos para mantener la categoría.

Aquel 20 de julio se erigió como estrella Cristian Herrera, que con dos goles se convertía en el máximo goleador histórico de la entidad rojiblanca en Segunda y firmaba una permanencia tan soñada como difícil de imaginar. El tramo final del Lugo de Juanfran fue extraordinario, sumando 14 de 18 puntos para lograr lo que parecía imposible.

Casi un año después, el 15 de mayo de 2021, se replicó la misma historia con diferentes protagonistas. En el banquillo, un Rubén Albés que afrontó la difícil papeleta de asumir el banquillo del Lugo con el mismo reto que 365 días antes tenía Juanfran García: una permanencia dificilísima, ante rivales directos y con muy pocas jornadas de margen para construir un equipo fiable. Lo consiguió –10 de 12 puntos posibles– entre otras cosas gracias a un nuevo triunfo ante el Mirandés, con el mismo resultado (2-1) y con un Manu Barreiro que tomó el testigo de Herrera para ser el bigoleador de la noche.

No se certificó la permanencia esa noche, pero sí se dio un paso de gigante que se confirmó en Vallecas, con aquel 0-1 –obra también de Manu Barreiro– que terminó por certificar otra salvación milagrosa.

Son, por tanto, partidos de emociones fuertes para un Club Deportivo Lugo que vive de manera especial sus duelos ante el Mirandés. El de esta semana no será menos, aunque sí más relajado sobre el papel al no disputarse en las últimas jornadas de la temporada.

Las remontadas de Juanfran y Albés pasaron por victorias contra el Mirandés

Además, las visitas al campo de Anduva se cuentan por empates en las últimas campañas: 1-1 en la 2015-16 –gol de Igor Martínez–, 2-2 en la 2016-17 –goles de Joselu y Pedraza–, 1-1 en la 2019-20 –gol de Manu Barreiro, de penalti–, y 0-0 el curso pasado. Un campo, en definitiva, en el que los rojiblancos acostumbran a sumar, a completar buenas actuaciones y regresar a Lugo con un botín merecido.

TRAYECTORIA ACTUAL. El equipo que dirige José Escobar afronta el duelo de este miércoles con un punto menos que su rival en las trece primeras jornadas de Segunda División. Con 15, el Mirandés ocupa la decimosexta posición de la clasificación, con cuatro victorias, tres empates y seis derrotas acumuladas.

De hecho, en las últimas jornadas, el cuadro rojillo ha sumado solo cinco puntos, con un empate ante el Zaragoza en la última jornada que evitó el triunfo del equipo maño sobre la bocina. Antes, dos derrotas seguidas en casa, ante Málaga (1-4) y Girona (1-2), un triunfo ante el Ibiza a domicilio (0-2, el último del Mirandés el pasado 17 de octubre) y un empate en Anduva ante el Éibar (3-3) demuestran que el camino del club de Miranda de Ebro está siendo irregular.

Sin ir más lejos, los jugadores de Escobar rinden mejor a domicilio (dos victorias, dos empates y dos derrotas, un total de ocho puntos) que en su propio feudo, donde ya acumulan cuatro derrotas por tan solo dos triunfos a su favor (siete puntos).

Los jugadores de Escobar rinden mejor a domicilio

Los antecedentes invitan al optimismo en el seno del Club Deportivo Lugo que, sin embargo, es consciente del peligroso momento que atraviesa el equipo de Anduva, que por características de juego, además, invita a sus rivales a volcarse sobre su portería para castigar los espacios a la espalda de la defensa rival.

Albés, consciente de ello, rearmará la fase defensiva de un equipo rojiblanco que se ha caracterizado en este curso por su capacidad de resistencia en las inmediaciones de su área. El de este miércoles será una nueva prueba de fuego para un sólido Lugo.

Duelo de buenos recuerdos para el Club Deportivo Lugo
Comentarios