miércoles. 23.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 23.10.2019
El tiempo

Dos estilos enfrentados

Iriome y Pita presionan a Pombo, del Zaragoza, en el partido de la primera vuelta, celebrado en La Romareda. AEP
Iriome y Pita presionan a Pombo, del Zaragoza, en el partido de la primera vuelta, celebrado en La Romareda. AEP

El orden y las transacciones rápidas de Monteagudo se enfrentarán con el fútbol ofensivo y posicional de Víctor Fernández en el duelo de este sábado entre el Lugo y el Zaragoza

Dos entrenadores que diseñan sus equipos en torno a una forma de ver el juego. Dos técnicos cuyos estilos batallarán este sábado (20.30 horas, Gol TV) en el Ángel Carro con las camisetas del Lugo y el Zaragoza. Mientras para Alberto Monteagudo el camino hacia el gol debe ser rápido, con el orden defensivo como el eje, Víctor Fernández pertenece a la vieja escuela del fútbol posicional, donde la pelota cobra una importancia capital.

Para el actual preparador del Lugo esta temporada supuso su desembarco en el fútbol profesional tras nueve temporadas en Segunda B. Enfrente, Víctor Fernández puede exhibir un currículum de prestigio, con los títulos de la Recopa de 1995, la Intercontinental de 2004 o la Copa del Rey de 1994. El preparador maño entrenó a equipos en Primera División como el propio Zaragoza, el Tenerife, el Celta, el Betis, el Deportivo, el Oporto portugués o el KAA Gent belga.

En una batalla entre un técnico novel y un veterano del fútbol español se medirán además dos estilos diferentes, con esquemas versátiles y moldeables.

Monteagudo ha diseñado un equipo que pretende ser ordenado. La reducción de espacios al rival, la capacidad para evitar llegadas a su propia área y la opción de adelantar la línea de presión para robar y salir son las señas de identidad de un equipo que se encuentra cómodo sin la pelota. Las transiciones rápidas, con la incorporación de los laterales y la explosividad de Iriome y Lazo por las bandas son la forma que explota para generar peligro en ataque.

Monteagudo creó un estilo en base a varios dibujos. El 4-4-2 ha sido su esquema de cabecera, aunque en las últimas jornadas empleó una defensa de tres centrales en fase ofensiva que se convertía en un 5-4-1 en la defensiva.

El 4-2-3-1 es el preferido por Víctor Fernández, que lo utilizó en casi todos sus equipos. Sin embargo, en La Romareda también empleó un 4-1-4-1, con Eguaras como eje en la medular y una línea de cuatro con Pombo, Igbekeme, Zapater y Soro por detrás de Álvaro Vázquez.

Pero el dibujo no parece ser importante para Fernández. «La identidad se recupera a partir del juego, con su esencia y naturaleza. Todo gira alrededor de la pelota, lo más importante es el talento», dijo Fernández el día de su presentación.

"Usaré el sistema que nos lleve a ganar. Mi concepto y estilo de juego es el mismo, que emocione a la gente. Es un error reparar los dibujos, no hay fórmulas mágicas, rombos, cuadrados… se modifican continuamente", valoró.

Dos estilos enfrentados
Comentarios