viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

Dos estilos en el césped

Álex López avanza durante un partido ante el Alcorcón. XESÚS PONTE
Álex López avanza durante un partido ante el Alcorcón. XESÚS PONTE
El Lugo de Eloy Jiménez demostró en Elche su capacidad para manejar el fútbol directo para protegerse de los errores en el primer tiempo y crear peligro a partir de la pelota en el segundo

Construir un Lugo de varias caras, que permita no ser un conjunto previsible y que pueda manejar los registros adecuados para cada momento del partido. Ese es el gran objetivo del colectivo rojiblanco, encabezado desde el banquillo por Eloy Jiménez, que demostró en duelos como el del Martínez Valero que puede llevar a cabo distintas maneras de jugar en función de sus necesidades.

Ante el Elche, el cuadro rojiblanco manejó varios estilos sobre la base de un dibujo modificado. Con la entrada de Álex López por el tocado Tete Morente, el preparador de Hellín mantuvo los dos delanteros, pero con una línea de cuatro centrocampistas donde López formaba más por dentro que pegado a un costado.

Los cambios mantuvieron un guión similar en cuanto al posicionamiento sobre el verde, aunque desde el banquillo se mudó el juego más directo del primer tiempo a uno de mayor combinación y control con Álex López por la derecha y llegada por fuera con la entrada de Yanis Rahmani.

Yanis como revulsivo El extremo franco-argelino ejerció de revulsivo para liderar el ataque en Elche

El propio Eloy Jiménez admitía en jornadas anteriores que, pese a partir de una base de equipo de fútbol posicional, se optaría por un modelo más directo y menos creativo si la combinación en la medular conducía a pérdidas en zonas comprometidas.

"Cuando hacemos el juego que nos caracteriza y que queremos hacer arriesgamos con la salida de balón y eso puede hacer que cometamos errores", valoraba el entrenador del Lugo tras finalizar el encuentro de Elche.

Para evitar esos fallos en las entregas que provocaron goles y ocasiones ante el Alcorcón, el Lugo optó por un fútbol más directo en el primer acto del Martínez Valero, donde solo concedió la acción del 1-0 de Nino, pero donde apenas generó llegadas al área contraria.

"Siempre queremos jugar desde atrás, pero en los primeros minutos, que es cuando el rival aprieta, a lo mejor tienes que tener más el control y el tempo del partido. Por eso jugamos dos o tres balones en largo para que ellos se vengan un poco más atrás, que se creen los espacios y poder empezar a jugar desde atrás. No siempre hay que jugar desde atrás", explicaba el portero Varo.

Tenemos recursos para todo, para jugar en corto, en largo, para ser protagonistas, que es lo que intentamos jornada tras jornada

Sin el riesgo de perder el cuero en salida y con el rival presionando para buscar transiciones en terreno rival, el Lugo redujo sus fallos y dependió de la capacidad de Manu Barreiro o Cristian Herrera para aguantar la pelota y entregarla a una segunda línea que partía de campo propio y apenas pudo asustar a su contrincante.

"La forma de jugar ha sido prácticamente la misma en Oviedo, en casa o en Elche. A lo mejor se arriesga un poco más de la cuenta. Corregimos esos pequeños fallos que tuvimos ante el Alcorcón. Tenemos jugadores para ser protagonistas en todos los campos y seguiremos así, intentando tener el balón y crear más ocasiones que el rival", aseguraba Varo.

Al encontrarse por detrás en el marcador y con la entrada de Yanis Rahmani, el Lugo cambió su discurso, contó con la pelota, dejó a un lado el balón en largo y ganó presencia por los costados, donde el franco-argelino generó peligro y ocasiones.

"Tenemos recursos para todo, para jugar en corto, en largo, para ser protagonistas, que es lo que intentamos jornada tras jornada", manifestó el meta rojiblanco.

El Lugo actual puede desarrollar varios estilos gracias a sus mimbres y a su diseño desde el banquillo. El Fuenlabrada será, el domingo (20.00 horas) un nuevo ejemplo.

El Lugo, a un partido de sus 100 victorias
Al Lugo se le resiste la victoria número cien en Segunda División, categoría en la que se encuentra con 99 triunfos desde que derrotó al Deportivo el pasado 19 de mayo.

Siete duelos sin ganar
El conjunto lucense acumula siete partidos sin ganar, los tres últimos de la temporada pasada y los cuatro primeros de la actual, aunque solo cayó en uno de ellos, ante el Alcorcón (2-4) el 1 de septiembre.

Dos estilos en el césped
Comentarios