miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

La despedida de Paco Olmos: "Fueron cinco meses increíbles, pero esto es una profesión"

Paco Olmos, en su presentación. VICTORIA RODRÍGUEZ
Paco Olmos, en su presentación. VICTORIA RODRÍGUEZ
El ya exentrenador del Breogán explica su decisión: "Debo mirar por mi carrera profesional y por lo que es mejor para mi familia a largo plazo"

Paco Olmos, ya exentrenador del Río Breogán, se ha despedido este lunes de la afición y del club a través de una carta en la que, según afirma, su familia y él entienden "que es el momento de cambiar". Apenas unos minutos después de la comparecencia de Tito Díaz y José Antonio Caneda, director general y presidente del club, el entrenador valenciano hacía publico un comunicado explicando su marcha a Burgos, penúltimo clasificado de la Liga ACB.

Olmos asegura que, tras "cinco meses increíbles, probablemente los mejores" de su carrera, su "sentimiento de dolor y afecto es tan fuerte" como el que sintió cuando regresó a España desde México.

El técnico afirmó que el club le trató "fenomenal" y que la afición le hizo sentirse "un lucense más en el pabellón". Sobre el proyecto deportivo, está convencido de que es "sólido y emocionante" y de que se logrará la "ansiada permanencia". 

Y entonces es cuando explica su decisión ante la oferta que, en palabras de Tito Díaz, era "deslumbrante". "Esto es una profesión y mi entorno y yo creemos que es el momento de cambiar. No espero que me entendáis, eso es complicado y no estoy en posición de exigiros nada, pero al menos aspiro a que lo lleguéis, aunque sea mínimamente, a comprender". 

Olmos asegura que pasó unos "días complicados" y que sigue "dándole vueltas" a su marcha de Lugo, pero insiste en que su decisión es "firme". "Debo mirar por mi carrera profesional y por lo que es mejor para mi familia a largo plazo", abundó.

Finalmente, el entrenador se despide: "¡Siempre os llevaré en el corazón. Infinitas gracias a todos!"

La despedida de Paco Olmos: "Fueron cinco meses increíbles, pero...
Comentarios