sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

Desde Rusia... con unas birras

El equipo. EP
El equipo. EP
La ciudad rusa de Rostov cuenta con un equipo que juega la Amateur Football League con el nombre del Lugo y la mítica camiseta de la cerveza, gracias a la idea de Andrei Kushnarev

No hay demasiados apellidos Kushnarev por Montirón, ni por Albeiros, tampoco por la Milagrosa o en el barrio da Ponte. Es probable que no haya ninguno en todo Lugo. Sí los hay en Rostov, a casi 4.500 kilómetros del Miño. Al menos existe allí un matrimonio, el formado por Andrei y Anastasia, que tiene esa referencia en el buzón de su casa o en el timbre de la puerta. Una pareja que decidió que la distancia entre Rusia y Galicia era poca cosa con tal de poder ver en directo un partido en el Ángel Carro. Ver al equipo que ambos han adoptado como suyo, aunque sea de otro país, en la otra punta de Europa.

Los Kushnarev saben bien qué es el Lugo. Dónde juega el equipo rojiblanco, su puesto en la clasificación, los años en Segunda, los resultados de cada domingo... Incluso se las ingenian, cuando pueden, para ver los partidos del club lucense.

"No vemos todos los partidos. Nosotros y el equipo de Andrei leemos las noticias y seguimos los resultados del Lugo por Internet. En Instagram y en paginas web", relata Anastasia, la mujer de Andrei Kushnarev.

La pasión de ambos y de otros 16 ciudadanos de Rostov nace de la pasión de Andrei por las camisetas de fútbol y de una Liga de fútbol aficionado que imita las principales competiciones futbolísticas europeas.

Porque Andrei Kushnarev decidió, en 2016, participar, junto con otros 15 amigos, en la Amateur Football League (AFL) de Rostov con el nombre y los colores del Lugo. Pero ese equipo no jugó con el rojiblanco, sino que lo hizo con el amarillo, blanco y negro de las camisetas de la cerveza que sacaron a la venta en 2014.

"Todo empezó con la camiseta de la cerveza. Andrei colecciona camisetas raras de diferentes equipos del fútbol. Cuando le ofrecieron jugar en la liga AFL (Amateur Football League), él y su equipo eligieron un nombre y un club diferentes", cuenta Anastasia.

Elección de los colores
"Otros equipos prefieren ser el Real Madrid o el Barça, pero Andrei y sus amigos no, eligieron ser especiales"

"Otras equipos prefieren llamarse Real Madrid, Barcelona o Atlético. Pero ellos no, eligieron ser especiales. Cuando Andrei encontró la camiseta del Lugo con la cerveza, decidió utilizarla, porque a todo su equipo le gusta beber cerveza. Antes su nombre era "Gas-Kvas" en ruso, que significa tomar un poco alcohol con sus amigos por la tarde", añadió.

UNA LIGA ESPECIAL. La AFL es una asociación de fútbol 8 amateur de Rostov que divide sus competiciones en seis Ligas europeas distintas: España, Francia, Inglaterra, Italia, Alemania y Rusia. Cada equipo elige qué Liga quiere jugar, la denominación del club -que debe ser del país de la Liga europea escogida- y los colores.

En cada Liga hay 14 equipos y también existen competiciones europeas como la Champions y la Europa League.

El Lugo de Rostov comenzó su andadura por la Primera División de la Liga española de la AFL en 2016. "El equipo tiene 15 jugadores. Pero no todos empezaron a jugar en 2016. El primer año fue un experimento. Solo querían disfrutar del fútbol. Ahora la Liga esta más complicada. Los chicos querían conseguir resultados y por eso ficharon a jugadores de menor edad", asegura Anastasia.

El Lugo de Rostov es una "rara avis" en esta ciudad rusa. Nadie conocía al equipo y no paraban de preguntarles por qué lo habían escogido. Ahora, tres años después, ya es bien conocido. "Solo el equipo de Andrei viste esos colores. Cuando empezaron a jugar con la camiseta de la cerveza mucha gente preguntaba: ¿Qué es el equipo del Lugo?, ¿Por qué lo eligieron? Ahora todos los equipos de la AFL hablan de esa historia".

VIAJE A LUGO. El cariño hacia el Lugo sobrepasó el de jugar con una camiseta especial. todos comenzaron a seguir al equipo y Anastasia y Andrei Kushnarev planearon acudir a un partido del club que preside Tino Saqués en el Ángel Carro.

"Planeamos viajar al norte de España desde enero. Andrei quería visitar Lugo, porque ir a Galicia estaba en nuestros planes. Dos semanas antes vimos que el Lugo iba a jugar contra Ponferradina y no podíamos perder esa oportunidad de ir al estadio. Prolongamos un día más la estancia en el hotel y nos quedamos aquí para verlo".

LA CAMISETA DE PITA. A la salida del amistoso con la Ponferradina, Andrei y Anastasia se encontraron con el capitán, Carlos Pita, quien le regaló a Andrei su camiseta.

"El (Pita) fue muy amable y le regaló su camiseta a Andrei. Nos emocionó mucho eso. Le contamos la historia y Pita dijo que era muy buena. Estábamos tan desconectados en este momento que casi no pudimos decir nada. Solo sonreír y decir gracias".

Ahora solo les queda volver y ver un partido oficial y que vuelva a haber unos Kushnarev en las murallas romanas.

Desde Rusia... con unas birras
Comentarios