1-0. Derrota del Polvorín desde los once metros

El conjunto rojiblanco cede por la mínima ante el líder Arenteiro en un encuentro decidido por un penalti muy discutido por los visitantes y que Pibe convirtió en el único tanto
Xabi Domínguez intenta hacerse con el balón ante la presión de un rival. ADG
photo_camera Xabi Domínguez intenta hacerse con el balón ante la presión de un rival. ADG

Tuvo que recurrir a un más que discutido penalti el Arenteiro para derrotar al Polvorín, volcado en un intenso ejercicio defensivo que se quedó sin premio. Sostuvieron Brais y la falta de acierto local al bloque de Trashorras, noqueado por una pena máxima convertida por Pibe en un animado segundo periodo. La derrota en O Carballiño cortó la reacción del filial lucense —venía de sumar un empate y una victoria— y puso el cierre a una pobre primera vuelta, con un balance de 14 puntos y solo tres victorias.

 

Clasificación Segunda RFEF (12.01.20203)
Clasificación de Segunda RFEF. EP

Sufrió de lo lindo el Polvorín para resistir la pletórica puesta en escena del líder, que ejerció un agobiante acoso en los primeros diez minutos, con tres buenas ocasiones que merecieron romper el empate. Un remate centrado de Romay, un buen centro de José Carlos cabeceado por Marcos, y una falta de Álex Fernández, pusieron a prueba la solidez del filial lucense, marcado por las bajas en defensa.

El carril derecho, en el que Torrado apenas recibió ayudas, se convirtió en una autopista para el veloz José Carlos, que acarició, superado el ecuador del periodo, el tanto tras una buena pared con Marcos. Sin capacidad de sorprender al contragolpe, el filial centró sus esfuerzos en resguardarse. Otra serie de tres aproximaciones casi seguidas —con una volea de Vitra a la salida un córner como muestra de la endeblez foránea a balón parado— dejó cerca del colapso al desbordado bando lucense.

El Polvorín, que solo computaba dos disparos lejanos de Iago Novo que no vieron puerta, se estiró cerca del descanso. Un mal bote dejó a Xabi Domínguez—señalado por su poco compromiso defensivo— sin opción de plantarse ante Diego, que atrapó, dos minutos después, un centro raso del inédito Álex Ramos. El choque alcanzó igualado el intermedio porque Brais volvió a lucir reflejos para desviar un chut de Marcos.

 

Trashorras trató de cambiar el paso del duelo con los cambios, pero el Arenteiro no cedió el mando. En el ida y vuelta, Escobar y Rivelott, que reclamó un penalti por mano, fueron los primeros en generar peligro. La réplica llevó el sello de César, que se encontró con Diego, también con cuota de protagonismo ofensivo al servir buenos balones al espacio. Brais se impuso en uno de ellos a Escobar, antes de que José Carlos reclamase otro penalti por un empujón. El revulsivo Christian, escorado y a unos 40 metros, acarició la anotación con una parábola que aterrizó en la parte superior de la red.

El derbi se acabó decantando en un penalti muy protestado del recién incorporado Luis sobre Pibe, que convenció al colegiado al evitar la caída tras salir trastabillado de un lance con el lateral. El argentino convirtió la pena máxima para el líder, este domingo sin la pegada habitual que hubiese sentenciado mucho antes a un inocente Polvorín, que lo intentó hasta el final sin suerte.

FICHA TÉCNICA
1 - Arenteiro: Diego Jordan, Germán, Vitra, José Carlos, Rivelott, Álex, A. Cruz (min. 65), Rafa Mella (Pibe, min. 55) Romay (David, min. 81), Marcos (Manin, min. 65) y Escobar (Conde, min. 81).
0 - Polvorín: Brais, Torrado, Fidalgo, Jesús, Martín Luis (min. 55), Rosón, Iago Novo, Xabi Domínguez Ruibal (min. 55), Álex Ramos Antonetti (min. 78), César Christian (min. 64), Edu García (min. 46).
Gol: 1-0, m.73: Pibe.
Árbitro: López Vila (Comité gallego). Expulsó por roja directa a Chechu, delegado del Arenteiro (min. 57). Amonestó a los locales Jordan y Álex Fernández y a los visitantes Torrado y Rosón.

Comentarios