domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Un debut difícil de olvidar

Alberto Rodríguez (segundo por la izquierda) aprieta los puños durante la tanda de penaltis contra el Unión Adarve. ADG MEDIA
Alberto Rodríguez (segundo por la izquierda) aprieta los puños durante la tanda de penaltis contra el Unión Adarve. ADG MEDIA
El central canario del CD Lugo, Alberto Rodríguez, se estrenó a los 28 en el fútbol profesional con muy buenas sensaciones. "Me he adaptado al ritmo, que es mayor que en Segunda B", dijo

El canario Alberto Rodríguez tuvo que esperar a los 28 años, casi 29, para debutar en el fútbol profesional, una opción que le brindó el Lugo el pasado verano y que se demoró por una pubalgia que le mantuvo de baja los primeros meses de la temporada.

El central, que cumplirá los 29 años el 31 de diciembre, destacó el curso pasado en el Tamaraceite en Segunda División B y eso le valió llegar a prueba al Lugo, al que convenció para ganarse un contrato, el primero en el fútbol profesional.

"Trabajé mucho para llegar bien en pretemporada. Después empezaron los dolores y tuvimos que parar. Trabajé mucho para fortalecer la zona, hubo diferentes fases, pero afortunadamente ya estoy en dinámica del equipo", explicó este martes.

El jueves pasado debutó en la Copa del Rey ante el Unión Adarve y el domingo repitió estreno, esta vez como suplente, en la Segunda División ante el Ibiza los últimos veinte minutos de un partido que acabó en empate sin goles.

«Las sensaciones han sido muy buenas. Con este equipo y estos compañeros es todo mucho más fácil. Estoy feliz después de haber pasado la pubalgia, que me dio bastante la lata. Estoy contento por poder debutar en la Liga, en el fútbol profesional, con este club y esta camiseta», explicó en una rueda de prensa telemática.

Rodríguez admitió que está "bastante complicado jugar" en el centro de la defensa del Lugo «por el nivel» que han dado Diego Alende y Juan Antonio Ros, la hasta ahora pareja de centrales indiscutible para Rubén Albés.

En su estreno en el fútbol profesional, Rodríguez detectó «mucho más ritmo» que en categorías inferiores.

«Tienes que cuidar más los detalles en las áreas, pero me he adaptado bien y estoy feliz por ello», advirtió, además de explicar lo que le pide el entrenador sobre el terreno de juego. «El míster me pide que haga lo que sé, que sume al colectivo. Trabajo cada día para seguir subiendo en todos los aspectos», añadió.

PRÓXIMO RIVAL. El jugador de Las Palmas de Gran Canaria viajará a la isla el este fin de semana para enfrentarse en Liga al Tenerife, cuarto clasificado ahora mismo en la categoría de plata.

"Va a ser un partido muy complicado. El Tenerife está en muy buena dinámica, tiene buen equipo y está haciendo las cosas muy bien. En su campo es muy fuerte", comentó el central, ya recuperado plenamente de unas molestias que, sumadas a las de Álex Pérez, condicionaron la defensa del Lugo en el primer tercio del curso.

Un debut difícil de olvidar
Comentarios