lunes. 17.01.2022 |
El tiempo
lunes. 17.01.2022
El tiempo

"Cuando vistes la camiseta del Pescados Rubén Burela notas que hay más presión"

Irene Samper posa en una portería de Vista Alegre. ÁLVEZ
Irene Samper posa en una portería de Vista Alegre. ÁLVEZ
Irene Samper Bilbao, futbolista del Pescados Rubén Burela, regresó a las pistas para disputar la Champions, después de que una lesión de hombro la tuviese dos meses alejada de ellas. Aunque no se ve en su mejor momento a nivel físico, confía en ayudar por lograr su primer título como 'laranxa'

IRENE SAMPER cuenta las horas para empezar a disputar la Champions de Lugo. La futbolista, nacida en Zaragoza en 1998 y criada en la cantera del Intersala Promises, llegó este pasado verano desde el Alcorcón, club con el que debutó en Primera con 17 años y en el que disputó las últimas seis temporadas. Después de haberse interesado por ella en años anteriores, este verano aceptó la oferta burelista y, dice, "creo que tomé una muy buena decisión".

¿Cómo va su adaptación a Burela?

Pues la verdad es que muy bien. Me está gustando mucho todo en general y tanto la gente como las compañeras y el cuerpo técnico me están arropando muy bien.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido del club y el pueblo?

Me habían hablado mucho de Burela y su gente, así que ya me esperaba muchas cosas. Me ha gustado saber que era verdad aquello que me decían de que te tratan muy bien y estoy encantada.

Los dos primeros meses de competición se los perdió por lesión. ¿Cómo lo llevó?

Mal, porque parecía que no iba a llegar el día de debutar. Nunca había tenido ni la más mínima lesión y lo que más me costó fue la incertidumbre de no saber cuándo iba a volver. Ahora te das cuenta de lo que significa estar fuera por lesión y disfrutas el doble.

¿Físicamente cómo se encuentra?

Yo sé que todavía no estoy a mi 100% porque fueron dos meses parada. A pesar de hacer algunos ejercicios y correr en cinta, la intensidad que hay en la pista es muchísimo mayor. Los primeros días me costaba mucho y tenía que pedir el cambio muy rápido.

¿Cuándo cree que llegará a su mejor momento?

Soy una jugadora muy exigente conmigo misma y, en cuanto vuelva a coger sensaciones y vaya ganando un poco de confianza, considero que no me va a costar 

¿Cómo ve al equipo?

Creo que en ocasiones nos está faltando un poco de rodaje y de lectura de juego, pero también hemos hecho cosas positivas. Parece que les está costando mucho ganar fuera de casa. Sí, es cierto. Lo positivo es que estamos creando ocasiones de gol, pero no las materializamos. Y esta semana ya el primer título en juego.

¿Qué se espera de esta Champions?

Sí, por fin llega el momento que tanto estábamos esperando. Se van a reunir equipos de mucho nivel. Creo que vamos a ver partidos muy reñidos y va a ser un gran espectáculo.

¿Conoce a los equipos?

A algunos sí porque hay opciones de seguir retransmisiones de otros países y cuando tengo la oportunidad, veo partidos. Por eso conozco a bastantes jugadoras. ¿Qué le parece el Normanochka ruso, el único rival de su grupo tras caerse el Osijek croata por covid? Bajo mi punto de vista ya era el rival más fuerte entre los dos. Son jugadoras muy físicas, tienen los conceptos tácticos muy claros y es un equipo muy organizado.

Ha venido a Burela para luchar por los títulos. ¿Se nota más presión cuando una juega en este equipo?

Sí, yo noto que existe esa presión. Es algo con lo que tienes que convivir y va unido a ser el mejor equipo del mundo. En la intensidad del trabajo se nota la obligación de ganar, pero eso es positivo porque te hace esforzarte al máximo.

¿Qué fue lo que más lo tentó para aceptar la propuesta del Burela?

Saber que iba a estar rodeada de jugadoras de mucho nivel y que eso me iba a hacer mejorar a pasos agigantados.

¿Era la primera vez que se interesaban por su fichaje?

No, ya habíamos estado en contacto alguna vez antes, pero siempre me echaba para atrás el tema de la distancia con mi casa y los estudios. Ahora que los terminé, acepté y creo que tomé una muy buena decisión.

"Cuando vistes la camiseta del Pescados Rubén Burela notas que hay...
Comentarios