"Mi constancia y no rendirme me han llevado a Segunda RFEF"

Va camino de las alturas. Jesús López Fernández (Sarria, 13-10-1992) es el colegiado lucense que más alto está en este momento en el escalafón arbitral, la Segunda RFEF, a la que acaba de ascender. El trencilla, que tiene en José Luis Corral su referencia, se muestra ilusionado ante una temporada que le va a llevar a dirigir partidos por toda España
Jesús López Fernández. SABELA FREIRE
photo_camera Jesús López Fernández. SABELA FREIRE

Ilusión pero también, como dice Spiderman, la suya es una gran responsabilidad. Muchos esperan que el sarriano Jesús López Fernández sea el primero de más árbitros lucenses que se acerquen pronto al fútbol profesional español.

Se le supone contento con su ascenso a Segunda RFEF.

La verdad es que uno está muy ilusionado. Han sido muchos años persiguiendo este ascenso y por fin lo he conseguido. Uno está contento por haber llegado a la meta.

También se supone que su temporada ha sido buena, que está usted satisfecho.

Sí, ha sido una buena temporada. Para ascender tienes que superar una serie de circunstancias, tienes que acertar mucho, porque un error te puede perjudicar. Es un proceso largo tanto a nivel gallego como nacional, con mucha gente por dentro.

¿Cuáles cree que han sido las claves para este cambio de categoría?

En mi caso creo que la constancia, no rendirme nunca. Estaba seis temporadas en Tercera, seis años intentando mejorar. No me rindo nunca. El año anterior había terminado cuarto, así que al siguiente intenté acabar más arriba. Así que poco a poco he conseguido mi objetivo de ascender a Segunda RFEF. En definitiva, constancia y sacrificio han sido los motivos por los que he conseguido este objetivo.

¿Qué espera de la nueva temporada? Obviamente parece más exigente de entrada.

Entiendo que sí, que va a ser así. Supongo que tendré que arbitrar regularmente fuera de Galicia y eso significa muchas cosas, una de ellas los viajes, conocer nuevos equipos. Tienes que salir del nivel de confort.

¿Qué va a suponer para usted la nueva categoría?

Es un reto para mí. Tengo que demostrar que lo que conseguí hasta ahora en Galicia lo puedo hacer también fuera, poner en manifiesto lo que he conseguido. Si aquí lo he conseguido hacer bien, pues fuera de aquí también lo puedo hacer.

¿Cree que debe mejorar también en el aspecto físico o considera que la exigencia será similar a la realizado hasta ahora?

No tiene por qué cambiar demasiado. Cabe decir que el programa de talentos con el que llegamos a ascender es tan exigente y tan sacrificado que no creo que tenga que cambiar demasiado mi preparación física. En cualquier caso, intentaré mejorar más si cabe, pero en general no creo que las cosas cambien demasiado.

¿Qué compañeros le van a acompañar? ¿De Lugo, de Galicia o de otras zonas?

Estoy pendiente de que me asignen primero el asistente que va a estar conmigo toda la temporada. Podría ser de Lugo o no. Obviamente siempre te da ilusión formar un equipo con otro lucense.

¿Va a arbitrar partidos de un solo grupo de la categoría?

No, podemos dirigir partidos en todos los grupos de Segunda RFEF. Habitualmente dirigiré partidos del Grupo I por el tema de la cercanía, pero puedes dirigir partidos en cualquiera de los demás grupos.

¿Cree que la delegación de Lugo se merecía ya un ascenso como el suyo?

Creo que sí. La noticia ha caído como una bomba, más que nada porque llevábamos bastantes años sin que nadie ascendiera de Tercera División hacia arriba. Desde la época de la época de Borja Bilbao, alrededor de quince años atrás, no se producía algo así. Por eso, para todos mi ascenso ha sido una alegría inmensa.

Seguramente espera que el suyo sea una referencia, el primer ascenso de muchos más en el futuro.

Espero que me ayude individualmente pero lo que me hace más ilusión es que conmigo, Lugo está ya en el mapa, que este impulso lo sea para todos mis compañeros, que sean más los que puedan viajar por toda España.

¿Cuáles han sido los apoyos para conseguir este ascenso?

Al final uno es el árbitro que es por lo que he aprendido estos años al lado del resto de los compañeros. Para mí el árbitro se hace, no nace, tienes que aprender muchas cosas y entre otras cosas está lo que te ayuda a mejorar, que te ayudan a acertar y a ser mejor.

¿Cómo ve el futuro de la delegación de árbitros de Lugo?

Espero que bien, que se vea que podemos, que se puede llegar a una categoría como esta, chula, que se puede disfrutar de esto.

¿Por qué se hizo árbitro?

(Sonrisas). La verdad es que estaba jugando al fútbol y cada vez vi que esto del arbitraje me empezaba a dar más curiosidad. Veía cómo dirigían los partidos los árbitros, las decisiones que tomaban... Sobre todo para mí fue curiosidad. Después tuve la suerte de conocer a una persona que estaba en relación con el colectivo arbitral y fue el que me abrió las puertas.

¿Cuál es su referencia, o referencias?

Al final los árbitros cogemos un poco de todos los otros a los que ves. De todos modos, en mi caso la persona de la que más he aprendido es José Luis Corral. Él me dio el curso de iniciación, el que me acompañó a mí y a muchos más lucenses para arbitrar, para darnos clase, para ver los partidos, darnos consejos. Para mí es una referencia clara.

"Me considero un árbitro que tiene un poco de obsesión por mantener el control del partido"

Un obsesivo por el control. Que en ningún caso un partido se descontrole. Son los objetivos que Jesús López Fernández afronta cada vez que dirige un partido y así seguirá también la próxima temporada, en la que debutará en la categoría de la Segunda RFEF. Con esas credenciales, el colegiado sarriano considera que puede crecer hacia las divisiones superiores del fútbol español, al que ve, desde el punto de vista arbitral, en un momento excelente.

Defínase como árbitro.

(Sonrisas). Uno se considera como un árbitro que tiene un poco de obsesión por el control del partido. Es casi lo que más me preocupa. Sobre todo, estoy muy centrado con controlar el partido en todo momento.

¿Qué tipo de arbitraje le gusta más? ¿El español, el inglés, algo entre las dos escuelas?

A mí me gusta el árbitro español. En contra de lo que muchas veces se dice, creo que el arbitraje español es el que tiene más nivel. Las designaciones a nivel internacional lo constatan. Somos los que más árbitros internacionales tenemos, los que más participaciones tienen en competiciones europeas... Intento ver muchos partidos de Primera División y este año he seguido muchos de Primera RFEF, donde hay una cantera muy importante para el fútbol profesional.

Más en Deporte Local Lugo
Comentarios