sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Dzanan Musa, del conflicto a la gloria

Dzanan Musa, en el encuentro ante el Tenerife. SEBAS SENANDE
Dzanan Musa, en el encuentro ante el Tenerife. SEBAS SENANDE
Dzanan Musa reconoce que la guerra en Bosnia, aun sin vivirla, ha hecho "más fuertes" a los jugadores balcánicos ► Tras pasar por la NBA, por el campeón de la Euroliga y ahora por el Breogán, el alero es el primer MVP del nuevo curso

El brillante estreno del Río Breogán en la Liga Endesa, superando por 19 puntos al Tenerife (92-73), tercer clasificado la pasada campaña, centró la atención de los medios como la primera gran sorpresa del año. Pero, además, esta atención mediática se vio aumentada por la espectacular actuación de Dzanan Musa, que debuta en la competición española. El alero bosnio fue fundamental en el triunfo breoganista. Anotó 25 puntos, con cuatro triples sin fallo, capturó siete rebotes y repartió dos asistencias para una valoración total de 35 puntos que le ha servido para convertirse en el MVP de la primera jornada de la Liga Endesa. Musa ya llevaba 16 puntos anotados, con los cuatro triples incluidos, a los ocho minutos de partido. Imparable para el Tenerife.

En el caso de Dzanan Musa, su descomunal actuación le valió no solo para recalcar su indiscutible clase y calidad como jugador sino también para volver a repasar su trepidante e intensa, a pesar de sus 22 años, trayectoria.

En cualquier biografía del actual jugador del Río Breogán siempre se hace especial referencia a su origen bosnio -nació el 8 de mayo de 1999 en Bihac-, circunstancia que él mismo recalca como hizo en una entrevista publicada por Sports Illustrated. "La gente de Yugoslavia tiene una autodisciplina que no se ve en el resto de los países. Somos niños de la guerra. Cuando nací ya había terminado (la guerra), pero la sentí porque mi padre estaba en el ejército. Era el responsable de 2.000 soldados. Cuando ves a gente morir a todas horas, es lógico luchar por algo y tener las emociones a flor de piel. Tenemos algo que nadie puede describir porque el horror y el terror de la guerra nos hizo más fuertes", explicaba.

Su carácter, además, también se forjó por su marcha a Croacia con tan solo 15 años. Antes de esto, Musa se formó en las categorías inferiores del Kos Mostar. Muy pronto brilló a nivel internacional con las categorías inferiores de su selección. Con 15 años jugó el Europeo U-16, convirtiéndose en el máximo anotador del torneo con 23 puntos de media. Un año más tarde lideró a la selección bosnia a conseguir el título europeo U-16, acabando otra vez como máximo anotador del torneo (23,3 puntos por partido) y el mejor asistente (6,3 pases de canasta). Al año siguiente, en el Mundial U-17 celebrado en Zaragoza, Musa acabó en el mejor quinteto y promediando 34 puntos por partido -50 puntos en un solo partido, ante Taiwán-. Ahora, el actual breoganista ya figuraba entre los proyectos más interesantes del baloncesto europeo y mundial.

Como está dicho, en la temporada 2014-15 se trasladó a Croacia para jugar en el equipo júnior del KK Cedevita. Unos meses después ya formaba parte del primer equipo, llegando a jugar varios encuentros en la Euroliga. Dzanan Musa debutó en la máxima competición europea con solo 16 años.

Su trayectoria en el baloncesto croata no fue del todo fácil. Musa desveló en su momento que tuvo que aguantar insultos por profesar la religión musulmana en un país, Croacia, con mayoría católica. "Era un crío de 16 años cuando escuché los insultos. Me afectó mucho. Ni siquiera jugué. Los aficionados me insultaban y me tiraban cosas", dice. La situación en el KK Cedevita se complicó aún más cuando el propietario del club le llamó "arrogante y egoísta". La decisión de abandonar Croacia y el baloncesto europeo ya estaba tomada a pesar de su juventud (18 años) y de algunos consejos que señalaban que podría ser un salto prematuro. Pero antes del draft de la NBA, Musa aún vivió otra situación inusual. Debutó con la selección absoluta de Bosnia en los partidos de clasificación para el Eurobasket 2017. En el último partido de esa fase, ante Rusia, Musa tras recibir un codazo de Karasev se dejó caer al suelo. El capitán bosnio, el exbaskonista Teletovic, se enfrentó a su joven compañero y Musa acabó llorando en el banquillo. El público se puso al lado del actual jugador celeste coreando su nombre.

Este incidente pudo pesar en su elección en la NBA, aunque terminó siendo elegido en la vigésima novena posición de la primera ronda por Brooklyn Nets. Su llegada a la competición estadounidense, junto con la de Luka Doncic, nacido el mismo año, no pasó desapercibida para los medios norteamericanos. Incluso Musa llegó a protagonizar una película documental, Something in the water, junto con el exmadridista y rodada antes de que ambos debutaran en la NBA.

En su primer curso en la Liga más importante del mundo, la 2018-19, juega tan solo nueve partidos. En la siguiente juega un total de 40 partidos antes de ser traspasado, el 17 de noviembre de 2020, a los Detroit Pistons. No llegó a tener oportunidades en su nuevo equipo y el 13 de enero del presente año abandonaba la NBA para jugar en el campeón de la Euroliga, el Anadolu Efes.

Dzanan Musa, del conflicto a la gloria
Comentarios