jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Con el ánimo por las nubes

SSEN8132-1.JPG
SSEN8132-1.JPG

El pívot del CB Breogán Manu Gómez ya piensa en el encuentro que su equipo disputará el viernes (21.00 horas, Pabellón Javier Imbroda) en Melilla. Para el gallego sería «muy importante» repetir la victoria conseguida en la pasada jornada en Pamplona. «Vencer al Navarra nos ha dado moral y confianza porque vemos que fuera también podemos ganar partidos. Ahora nos espera una otra prueba muy dura, como ya lo fueron antes las visitas al Canarias y al Lleida. El Melilla es un rival directo, un equipo que aspira a estar en las primeras posiciones y que además está jugando realmente bien. Pero para nosotros es la posibilidad de encadenar tres triunfos», indicó.

Manu Gómez recordó la trayectoria del Melilla en su pista, donde aún no ha perdido ningún encuentro; la buena imagen que ofreció la pasada jornada en Burgos, donde perdió por solo dos puntos, y también se refirió a su facilidad anotadora. «Ellos, como nosotros, tienen muy buenos tiradores, con Troy Devries, Joan Riera... tienen un buen equipo y sus porcentajes de acierto son muy parecidos a los nuestros. Sus jugadores interiores van muy bien al rebote ofensivo y tienen a un ‘cuatro’ como Héctor Manzano, con buena mano y que abre mucho el campo. Desde luego van a ser un rival muy complicado», indicó.

Melilla y Breogán son dos de los mejores equipos en porcentaje de tiro de tres puntos. También tienen en común que sus mejores anotadores son jugadores de perímetro: Feldeine, Ogirri y Krabbenhoft en los lucenses, y Devries, Riera y Arco en los melillenses. Ante esto cabría preguntarse si el factor desequilibrante en el encuentro del viernes podría estar en el juego interior. Manu Gómez dijo a esto que «no sé si la diferencia la podremos marcar los jugadores interiores. Realmente da igual que nuestras posibilidades venga desde el exterior o desde el interior, pero creo que un punto importante estará en que nuestra defensa sea lo suficientemente agresiva como para que logremos rebajar sus porcentajes».

Algo más del 57% de los puntos conseguidos por el Breogán desde el inicio de competición proceden de las manos de la tripleta formada por Feldeine, Ogirri y Krabbenhoft. Este dato podría dejar entrever cierto desequilibrio en el juego del equipo lucense. Para Manu Gómez, sin embargo, esta circunstancia se explica por el buen momento de estos jugadores. «De momento está claro que estamos dependiendo de la línea exterior, pero porque están enchufados, muy acertados y hay que aprovecharse de ello. El equilibrio en el juego es importante, pero nuestro juego interior está preparado para asumir la responsabilidad cuando sea preciso, pero ahora les toca a los del perímetro», señala.

El jugador gallego mantiene que el juego interior del Breogán no tiene nada que envidiar a otros de esta categoría y se refiere a Brooks Sales, señalando que «se está adaptando muy bien al equipo. A lo mejor aún no tuvo un protagonismo importante en algún partido, pero tampoco se ha jugado todavía para él. Nos quedan algunos puntos de mejora para alcanzar nuestro nivel, pero poco a poco lo vamos consiguiendo».

El Melilla-Breogán se verá por internet

La Federación Española de Baloncesto confirmó ayer que el encuentro que disputarán el Melilla y el Breogán el próximo viernes podrá verse íntegro y en directo por el servicio de televisión por Internet FEBTV.com.

Retorno de Pepe Rodríguez

Este encuentro será el retorno a Melilla del ahora técnico breoganista Pepe Rodríguez, que dirigió al conjunto melillense en tres etapas distintas. La primera fue en la temporada 1996-97, la primera edición de una LEB que se estrenó precisamente con un Melilla-Breogán. Rodríguez volvería a dirigir al equipo melillense en la temporada 1998-99 consiguiendo disputar el play off definitivo de ascenso, aunque lo perdería ante el Breogán (3-1). En la temporada 1999-2000, el Melilla ocuparía la quinta posición final. El último tramo de Pepe Rodríguez en la ciudad norteafricana se produjo en la temporada 2002-03, en la que el Melilla finalizó undécimo.

Melilla

El Melilla Baloncesto se reintegró el pasado lunes a los entrenamientos con la ausencia de dos jugadores: Juan Ignacio Romero, que tras el encuentro de Burgos se quedó en Madrid para atender unos asuntos personales, y el pívot Kiril Wachsmann, que en el primer cuarto del partido ante el Ford Burgos sufrió un esguince de tobillo. Mientras que el primero ya se reintegró al trabajo con el resto del grupo, la participación del jugador de nacionalidad alemana en el partido ante el Breogán es muy dudosa.

Con el ánimo por las nubes
Comentarios