jueves. 04.03.2021 |
El tiempo
jueves. 04.03.2021
El tiempo

Clase obrera que brilla del CD Lugo

Carrillo gana un balón aéreo ante el Spórting en el Ángel Carro. XESÚS PONTE
Carrillo gana un balón aéreo ante el Spórting en el Ángel Carro.
El trabajo de los puntas y de la medular es básico en el juego de Nafti en Segunda División
Los miles de kilowatios de la recién estrenada batería de focos LED del Ángel Carro no proyectan la luz sobre ellos, pero su trabajo está ahí, imprescindible para que todo funcione. Como parte del engranaje básico y oscuro del Lugo, los estibadores rojiblancos pelean durante los noventa minutos para que otros decidan y se lleven las miradas del respetable. Bajo ese traje de clase obrera se sitúan Carrillo y Manu Barreiro en la punta del ataque, mientras que Xavi Torres, Seoane o El Hacen guardan las espaldas de una segunda línea con gol.

Porque el edificio ofensivo lucense se sostiene sobre la efectividad de sus llegadores. En ese papel destacan futbolistas como Hugo Rama, José Luis "Puma" Rodríguez o Juanpe. Los dos primeros con tres goles y el segundo con dos. Pero también Gerard Valentín es decisivo, con tres penaltis provocados y una asistencia.

La labor de los puntas es clave para que los centrocampistas tengan espacios que aprovechar y balones que rematar.

"Lo que dice la gente que nuestros delanteros tienen que marcar al final no solo es eso, sino que nos dan muchas cosas. Generan mucho, bajan pelotas que vienen muy sucias, nos dan apoyos que sabemos que aunque le enviemos un balón malo te lo devolverá bien. Hacen mucho trabajo para el equipo. Puede parecer que es muy feo, porque se pasan el día peleándose con los centrales, pero al resto nos hacen el trabajo a los tres que venimos de atrás".

Tanto Carrillo como Manu Barreiro son clave en el fútbol directo y de segunda jugada diseñado por Nafti, en el que bajar las pelotas y dejarlas de cara a los centrocampistas es importante para llegar a terreno rival con opciones de gol. Los dos puntas son top cuatro de la Segunda División en duelos aéreos ganados. El murciano es segundo con 100 duelos ganados, mientras el compostelano es cuarto con 81.

Pero junto con los delanteros, los mediocentros rojiblancos son también clave para que los futbolistas que juegan en los extremos o entre líneas puedan brillar y tener libertad de movimientos con unos guardaespaldas por detrás.

"Ellos nos permiten arriesgar un poco más a la gente de adelante, porque sabemos que tanto Seoane, como Xavi (Torres), El Hacen o Juanpe incluso, son gente que corren muchísimos kilómetros, que sabemos que van a estar ahí para guardarnos las espaldas y arriesgar un poco más", valora Hugo Rama sobre sus compañeros en la medular.

La inteligencia táctica y la veteranía de Torres y Seoane les permite evitar las transiciones tras alguna pérdida de la zona ofensiva, al igual que el despliegue físico de El Hacen. Los tres, junto con Juanpe o Pita son también los primeros en iniciar un juego que se acelera en campo ajeno, donde el brillo se impone en la segunda línea.

Clase obrera que brilla del CD Lugo
Comentarios