Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Certificar la salvación pasa por el Lorca

Cristian ante el Barça B. XESÚS PONTE
Cristian ante el Barça B. XESÚS PONTE

El Lugo recibe este domingo al cuadro entrenado por Fabri con la permanencia a tiro de victoria

Cerrar la puerta a las sorpresas a cal y canto. Meter la llave en el candado de la permanencia y tirarla después al Miño para evitar que el futuro del equipo se complique. El Lugo buscará ganar este domingo (18.00 horas) al Lorca en el Ángel Carro para sumar los 51 puntos que zanjen la permanencia en Segunda División y disfrutar de los seis partidos que quedan sin sobresaltos. Ese es el reto de un Lugo que ha caído en su gran bache de la temporada.

En el momento en que se juegan los puestos importantes de la tabla es cuando el cuadro rojiblanco ha tenido el frenazo que nunca quiso tener. Cuando la permanencia estaba en el bolsillo y las posibilidades del play off permanecían intactas, el conjunto dirigido por Francisco Rodríguez paró en seco en una racha de cuatro partidos seguidos sin ganar y tres derrotas consecutivas. Ese mal momento fue alejando a la parte de arriba de la tabla, mientras que sostuvo el peligro del descenso lejos, pero dormido, a la espera de resurgir si la ausencia de puntos se prolonga en el tiempo.

Junto a las derrotas aparecieron las dudas en el juego. Sin la fluidez y la pegada en ataque de la primera vuelta ni la solvencia defensiva que permitía sumar en los instantes difíciles, el Lugo fue perdiendo aquello que lo sostuvo entre los mejores en 2017.

Tampoco contó con la pizca de suerte en el Ángel Carro, donde se siente más cómodo ante la sangría a la que se somete cuando sale de la muralla. La injusta derrota frente al Oviedo pesó una semana más tarde en Soria, donde los lucenses cayeron por tercera semana.

Al abrigo de la zona de abajo, de la que está separada por nueve puntos, vencer hoy al Lorca supondrá olvidarse casi de mirar hacia la Segunda B a falta de 18 puntos en juego.

Enfrente tendrá a un equipo que ha pasado una odisea esta campaña. Instalado casi toda la temporada en la parte baja, con el agua casi siempre al cuello y sin resultados positivos que alegrar su día a día, el cuadro murciano descuenta jornadas para su descenso a 16 puntos de la salvación.

Con el lucense Fabriciano González Fabri no mejoró demasiado su situación, aunque en las últimas jornadas encontró algo de estabilidad con una victoria y un empate en los últimos tres partidos.

Con Fabri han ganado en solidez defensiva, con lo que el Lugo tendrá que tener paciencia de cara a encontrar espacios que explotar para acabar con una sequía de cuatro partidos sin ver puerta.

Certificar la salvación pasa por el Lorca
Comentarios